Mi País:  
 
  Estados Unidos de América         Idioma:  
 
  Español         Mi Moneda:  
 
  Dólar EE.UU.    
 
 
   7 Jeshván 5775 / viernes, 31 de octubre de 2014 | Parashá Semanal Lej Lejá       
Set as Home Page Add to favorites
Home
About Us
Breslev
VOD
Breslev Radio
Breslev Store
Donation
 
           Menu Principal
Espiritualidad y FeEspiritualidad y Fe
Familia y RelacionesFamilia y Relaciones
Parashá SemanalParashá Semanal
Resumen de la ParasháResumen de la Parashá
El Midrash DiceEl Midrash Dice
Charla SemanalCharla Semanal
Vida y SociedadVida y Sociedad
BreslevBreslev
Bnei NoajBnei Noaj
Breslev NiñosBreslev Niños
FestividadesFestividades
BreslevpediaBreslevpedia
Shopping - TiendaShopping - Tienda
VODVOD
Sobre NosotrosSobre Nosotros
Radio BreslevRadio Breslev
TefilínTefilín
MezuzótMezuzót
Las Tres ClavesLas Tres Claves
Galería de FotosGalería de Fotos
Foros BreslevForos Breslev
Pregunta al RabiPregunta al Rabi
Listas de E-mailListas de E-mail
ContactosContactos
Club de SociosClub de Socios
Estamos enEstamos en  Estamos en
Contenidos RSS de BreslevContenidos RSS de Breslev
           Listas de E-mail
 Subscribe Suscríbete Aquí
    
 
 
 
 
 
 
 
 
 
               
HomeParashá SemanalResumen de la ParasháParashá Ki-Tavó
Parashá Ki-Tavó
Por: Grupo Tora

  Email This Article  Print version
       
   

Resumen de la Parashá Ki-Tavó

Moshé concluye la sección legal de su discurso con una enumeración de las ceremonias a realizarse en la Tierra Prometida y que comprendían los bicurim, los primeros frutos de los siete minim (especies). Estos debían ser llevados al cohén en el Santuario central. El donante debía recitar entonces una oración de gracias, recordando cómo Hashem había liberado a sus antepasados de la esclavitud en Egipto y conducido a la nueva generación a una tierra en la que fluía leche y miel.

El maaser (diezmo de la cosecha) de cada tercer año del ciclo de la shemitá debía ser entregado a los pobres. Después de esto, era menester que el donante ofreciera una plegaria en la que declaraba que había obedecido el mandamiento de apartar maaser para los leviím, los huérfanos y las viudas.
 
Moshé y los ancianos instruyeron al pueblo para que observara varias ceremonias solemnes después de cruzar el río Jordan. En primer lugar, colocarían grandes piedras en el monte Eival e inscribirían claramente sobre ellas todas las palabras de la Ley. En segundo término, debían construir un altar de piedras y sacrificar sobre él ofrendas quemadas y ofrendas de paz. La comida del sacrificio que seguía a esta últimas debía ser servida en una atmósfera de regocijo. En tercer lugar, la aceptación de la Ley debía ser ratificada por las doce tribus de la siguiente manera: Seis debían estar de pie sobre el monte Gerizim, representado las bendiciones, en tanto que las seis restantes debían ubicarse en el monte Eival, representado las maldiciones. Los leviím debían estar en el valle entre los dos montes , y pronunciar maldiciones sobre aquellos que cometían los siguientes pecados, bendiciendo a quienes los evitaban:

a) Practicar la idolatría

b) Deshonrar a los padres;

c) Correr una línea divisioria del vecino ("remover los mojones de su prójimo")

d) Extraviar a los ciegos;

e) Actuar injustamente con el extranjero, el huérfano y la viuda;

f) Actuar en forma inmoral;

g) Asesinar a alguien ocultarmente;

h) Recibir soborno por levantar falso testimonio en una causa que implica la pena capital;

i) No observar los mandamientos en general.

Todos los miembros de las doce tribus debían responder a cada maldición y cada bendición con la palabra "Amén".
 
El pueblo había sido advertido frecuentemente acerca de las consecuencias de desobedecer las leyes de Hashem. Ahora que estaba a punto de entrar en la tierra Prometida, Moshé consideró su deber enfatizar más aún, las consecuencias que traería su conducta futura. si los Benei Israel observaban los mandamientos de Hashem, recibirían numerosas bendiciones, incluso la prosperidad de sus campos y ciudades, abundante ganado, el sometimiento de los enemigos y la supremacía sobre otras naciones. Lo contrario ocasionaría el desastre: enfermedades, hambruna y muerte; la tierra de los judíos sería saqueada por una nación cruel; los judíos serían diseminados por todo el munod y se convertirían nuevamente en esclavos.
 
Moshé comenzó entonces su discurso tercero y fnal. En él exhortó al pueblo a recordar a D-s, Quien los protegío en Egipto y luego durante su deambular por el desierto, y continuaría protegiéndolos en el futuro.
 
 
- Extraído del libro "Lilmod ULelamed" de Edit. Yehuda. -
 
 (Con la amable autorización de www.tora.org.ar)

 

   
 
 


Lee más sobre Resumen de la Parashá
 
 
 Ver mas artículos por Grupo Tora
   Si te gustaría recibir otros artículos relacionados o novedades de Breslev.co.il por E-mail, escribe por favor tu dirección de E-mail aquí:
     Suscríbete gratis
ComentarInicio de artículoEmail This ArticlePrint version
Artículos relacionados
Parashá Devarím               Parashá Beshalaj
Parashá Devarím Parashá Beshalaj

0 Comentarios del visitante:     

Agrega tus comentarios Agrega tus comentarios  
 
 

¿Te gusta lo que lees?
Ayuda a Breslev Israel difundir la luz de Rabi Najman
alrededor del mundo, y asóciate para lograr
un mundo mejor.

 
Búsqueda
  
     
       Productos del Día
 
 
 

 
Nuestro precio: USD $ 1,70
 
Precio de catálogo: USD $ 3,00
 

 
Nuestro precio: USD $ 17,40
 
Precio de catálogo: USD $ 22,10
 

 
Nuestro precio: USD $ 20,60
 
Precio de catálogo: USD $ 29,40
 

 
Nuestro precio: USD $ 18,40
 
Precio de catálogo: USD $ 33,80
 
 
Breslev Israel 2004 - 2013 © Todos los derechos reservados.
Sobre nosotros Breslev Radio Breslev Foros Judíos Shopping Breslev Contactos Ofertas y Club de Socios
 
Breslev.co.il - Amor, Alma, Alegría
 
 
Designed by IGDM Company