18 Tamuz 5779 / domingo, 21 de julio de 2019 | Parashá Semanal: Matot
 
dot  Agregar a favoritos   dot  Hacer página de inicio  
 
   
    Crear una cuenta    |    Iniciar sesión
  
    Mi Cuenta     Historial de Pedidos     Ayuda
 
 
  Mi País:  
  Estados Unidos de América   
 
   Idioma:  
  Español   
 
   Mi Moneda:  
  Dólar EE.UU.   
 
   
Página de inicio Espiritualidad y Fe Pareja, Familia y Salud Recetas Parashá Semanal Vida y Sociedad Breslev Bnei Noaj
   La Sabiduría de Rabí Najman     Uman             
 
  Todas las categorías  
 
 
 
La Sabiduría de Rabí Najman  
 
InicioBreslevLa Sabiduría de Rabí NajmanMe salvó la Alef
 
  Búsqueda avanzada
   Articles
 
   Búsqueda
 
            
 

Me salvó la Alef    

Me salvó la Alef



Yo vivía la vida de una estrella de rock. Tenía un trabajo fantástico de portero en uno de los bares más frecuentados de Scottsdale; tenía coche, dinero, y muchas cosas que hacer

 



Las discotecas, las celebridades, las estrellas del deporte, las modelos…. Yo vivía la vida de una estrella de rock. Tenía un trabajo fantástico de portero en uno de los bares más frecuentados de Scottsdale; tenía coche, dinero, y muchas cosas que hacer siendo un joven estudiante universitario.

 

Pero un día en medio de la presión social, hice algo de lo que me arrepentí. La sensación de “felicidad” se evaporó en el aire… Lleno de vergüenza, cada vez me fui volviendo más consciente de lo lejos que estaba de una vida con sentido. Sabía que no tenía una buena relación con Hashem. Pero no sabía que mi más grande error en la vida era en realidad la llave que iba a abrir la puerta para que mi alma se descubriera a sí misma.

 

El sentimiento de culpa que me acompañaba a todas partes era como llevar una pesa de veinte kilos alrededor del cuello mientras se corre una maratón. Los pensamientos me estaban volviendo loco. La vida era una total depresión, pura tristeza. Pero en medio de toda esta oscuridad, me descubrí a mí mismo llegando a conocer mi verdadero yo. Dejé el trabajo en la discoteca y dejé de salir. También empecé a pasar mucho menos tiempo en Facebook (y con el tiempo incluso cerré mi cuenta, gracias a Dios!) y en internet en general.

 

Un par de años más tarde, mis padres ahora están por divorciarse. Más dolor, más lágrimas, más miedos. ¿Cuál es mi propósito en la vida? ¿Cómo puedo llegar a ser una mejor persona? Estos eran los pensamientos que me rondaban en la cabeza continuamente. Pero por primera vez, pensaba algo nuevo: “NECESITO A HASHEM”. Sin embargo, a esa altura era todavía un planteamiento al estilo “¿Quién recórcholis es el pueblo judío? ¿Por qué hay que hacer todas esas cosas – el Shabat, los rezos… qué es Israel? ¿La Torá es verdad? ¿Y qué hago ahora con mi tatuaje?”.

 

Baruj Hashem, obtuve todas las respuestas de un rabino del campus que me ayudó mucho durante toda esta época tan difícil. Pero hoy sé que de no haber sido por la oscuridad, todavía estaría todo el día de juerga con modelos y botellas de whisky y tratando de posar bien para Facebook. Únicamente en mérito de la caída pude responder a mi llamamiento. El único problema fue que recién me di cuenta de que eso era para bien muchos años más tarde. Es que en el momento de oscuridad todavía no contaba con las herramientas necesarias para saber que todo es para bien y que hay un motivo para cada cosa que pasa. En lugar de eso, estaba sumido en la oscuridad tratando de darle un poco de luz a esa vida que tanta vergüenza me daba.

 

Alrededor de un año más tarde, me encontré viajando por Israel durante un lapso muy prolongado. Fui a varias yeshivot en un intento por purificarme completamente, y sin saber qué significaba eso realmente.

 

Un día entré a una sinagoga vacía un Shabat a la tarde y me crucé con un librito de bolsillo llamado “ÁNIMO – la desesperación no existe”. En ese librito se describía cómo el Baal Shem Tov explicaba la palabra hebrea que significa “pecado”, jet (jet, tet, alef). La palabra tiene tres letras pero la letra de la derecha, la alef, es muda en este caso. El Baal Shem Tov explica que esta letra representa dos cosas: la unidad y la eternidad. Esto significa que dentro de nuestras faltas hay un elemento bueno que se ha mezclado con lo malo. Pero cuando retornamos a Hashem y continuamos trabajando sobre nosotros mismos, entonces anulamos retroactivamente las malas intenciones y solamente queda lo bueno. Así como dicen nuestros Sabios: “Todo el que se arrepiente transforma sus transgresiones en méritos”.

 

Yo empecé a hacer hitbodedut (plegaria personal) a diario para redirigir mi vida en una dirección positiva, hacia Hashem. La oscuridad todavía me llenaba la mente y el alma. Pero un día, después de varios meses estudiando En El Jardín de la Fe y Las Puertas de la Gratitud, tuve un momento de iluminación durante mi hitbodedut. No sería quien soy hoy, feliz, conectado con Hashem, cumpliendo la Torá, casado, padre, y viviendo en la Tierra Santa, si no hubiera cometido esos errores antes. Jamás me habría molestado en estudiar Torá y ahora la Torá es mi pasión y está en mi mente las 24 horas del día.

 

Querido lector: si sientes que estás en la oscuridad, tienes que encender la luz. No te preocupes. Todos hacemos errores. Es natural sentirse culpable por lo que uno hizo. Pero ¿sabes qué? Tienes que encontrar lo bueno. Deja de mirar hacia atrás, haz teshuvá y sigue adelante. Consigue algunos libros y CDs de emuná y viértelos en tu alma. Muy pronto estarás sonriendo y creyendo con toda sinceridad que todo es para bien. ¡Te lo garantizo!





Comentar    Comentar
   Ver más artículos de David Perlow
   Lee más acerca de La Sabiduría de Rabí Najman




Inicio de artículo    Inicio de artículo       Envía por E-mail    Envía por E-mail          Compartir       Para imprimir    Para imprimir


 Para anotarse en la lista de distribución Para anotarse en la lista de distribución
 
 
  
Si te gustaría recibir otros artículos relacionados o novedades de Breslev.co.il por E-mail, escribe por favor tu dirección de E-mail aquí:

   

 Artículos relacionados Artículos relacionados
 
 

 
El Gallo de Rabi Natan               Dios nos tiene paciencia               De Cada Uno Aprendo Algo!
 
 El Gallo de Rabi Natan  Dios nos tiene paciencia  De Cada Uno Aprendo Algo!


  2 Comentarios del visitante:    Ver todos los comentarios  
  1.
  El artículo publicado me gusto mucho. (sólo tema)
Myriam14/12/2018 1:17:00
     
 
  2.
  Gracias
Javier29/10/2015 22:22:04
     
 

Agrega tus comentariosAgrega tus comentarios    Agrega tus comentarios    

 
 
  
En honor de:    En memoria de:
  
 
¿Te gusta lo que lees?
 
Ayuda a Breslev Israel a difundir la luz de Rabi Najman
y asóciate para lograr juntos un mundo mejor! un mundo mejor
 
Presiona aquí para apoyar a Breslev.co.il
  
 
 
 Productos del Día Productos del Día
 
 
 
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 
 
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
     
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 Los más comentados Los más comentados
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Los más leídos Los más leídos
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Facebook Facebook
 
 
 
 Listas de E-mail Listas de E-mail
 
 
 
Suscríbete Aquí   
 
   
 

 
 



  
 
 
open toolbar