13 Tishrei 5781 / jueves, 01 de octubre de 2020 | Parashá Semanal: Sucot
 
dot  Agregar a favoritos   dot  Hacer página de inicio  
 
   
    Crear una cuenta    |    Iniciar sesión
  
    Mi Cuenta     Historial de Pedidos     Ayuda
 
 
  Mi País:  
  Estados Unidos de América   
 
   Idioma:  
  Español   
 
   Mi Moneda:  
  Dólar EE.UU.   
 
   
Página de inicio Espiritualidad y Fe Pareja, Familia y Salud Recetas Parashá Semanal Vida y Sociedad Breslev Bnei Noaj
                
 
  Todas las categorías  
 
 
 
Breslev Niños  
 
InicioBreslev NiñosKaptzin Pashá, #1
 
  Búsqueda avanzada
   Articles
 
   Búsqueda
 
            
 

Kaptzin Pashá, #1    

Kaptzin Pashá, #1



Había una vez, un ministro judío en la corte del Sultán de Turquía. El Sultán lo amaba mucho pero los demás ministros estaban muy celosos de él, y por lo tanto…

 



Basado en una historia de: Rabi Najman de Breslev

Ilustrado Por: Rebeca Shapiro
 
 
Había una vez, un ministro judío en la corte del Sultán de Turquía. El Sultán lo amaba mucho pero los demás ministros estaban muy celosos de él, y por lo tanto…
  
 
Kaptzin Pashá, Parte 1:
 
 
¡Shalóm queridos amigos! Hoy les quiero contar otra historia muy interesante que ocurrió hace mucho tiempo, en un lugar muy lejano… ¿Listos?
 
Había una vez, un ministro judío en la corte del Sultán de Turquía. El Sultán lo amaba mucho y lo estimaba más que a todos sus otros ministros de Estado. 
 
El Sultán estaba tan orgulloso de su ministro judío que solía invitarlo a su palacio para pasar el tiempo con él a solas. Por supuesto que los demás ministros estaban muy celosos del judío, y por lo tanto, trataron de idear distintas mentiras para denunciarlo ante los ojos del Sultán y destruirlo completamente.
 
Entre los ministros había un cierto “Pashá” (título usado en el Imperio Otomano que se aplicaba a un oficial o gobernador) conocido como el Kaptzin Pashá. Éste odiaba a los judíos en general, y a nuestro amigo en particular,  mucho más que a cualquier otro de los ministros, pero trató de hacerse pasar como su “amoroso amigo” (que el Creador nos salve de tales amigos…). Cada día trataba de idear un nuevo complot para conseguir su verdadero deseo – para despreciar y denunciar al judío ante el Sultán.
 
Un día el Kaptzin Pashá  se acercó al judío y con astucia comenzó a contarle sobre su charla con el Sultán:
 
“Oí a nuestro gran Sultán decir con su propia boca cuánto te ama y se enorgullece de ti. Con todo, hay una cierta cosa que le molesta. Cada vez que hablas con él, no puede soportar el mal aliento que sale de tu boca. Por supuesto que por el gran amor que tiene por ti, le causa esto un gran sufrimiento”…
 
El Pashá siguió: “Por lo tanto, tengo un consejo para ti. Cada vez que estés ante  el Sultán, deberías sostener un pañuelo perfumado frente a tu boca. De este modo el Sultán no olerá tu mal aliento, y gozará de tu compañía”.
 
En su inocencia, el judío le creyó a su “buen amigo” y decidió seguir su consejo.
 
Inmediatamente, el malvado Pashá se dirigió al Sultán y le dijo que había oído al ministro judío decir que tiene un terrible sufrimiento. Contó que cada vez que se reúne con el Sultán, no puede tolerar el horrible olor que sale de su boca. Dijo que era algo insoportable”.
 
“El judío ha decidido por lo tanto”, siguió el Pashá, “que cuando se encuentre con mi señor el Sultán, sostendrá un pañuelo perfumado delante de su boca para protegerse del horrible aliento. La señal que lo que digo es verdad consiste en que mañana, cuando él vendrá para hablar con su señoría, verá con sus propios ojos que sostendrá un pañuelo perfumado delante de su cara”.
 
Al escuchar esto, el Sultán se llenó de cólera y dijo enfadado: “¡Veré si es esto verdad! Si tienes razón, ¡¡destruiré a ese judío!!”
 

 
Al día siguiente, confiando en el consejo de su “buen amigo” el Pashá, fue el judío a visitar el Sultán como era su costumbre. Cuando se acercó al Sultán, inmediatamente se colocó un pañuelo sobre su boca. Viendo esto, el Sultán entendió que lo que le había dicho el Pashá era la verdad. De Inmediato escribió una carta a su Verdugo Principal que decía: “El hombre que trae esta carta debe ser arrojado al instante dentro del horno donde se echan a todos los condenados a la muerte”.
 
Continuará… 
 





Comentar    Comentar
   Ver más artículos de Rab Yonatán D. Galed
   Lee más acerca de Breslev Niños


Parte - 1 de - 3          Siguiente    Next
Ver todas las partes de Kaptzin Pashá


Inicio de artículo    Inicio de artículo       Envía por E-mail    Envía por E-mail          Compartir       Para imprimir    Para imprimir


 Para anotarse en la lista de distribución Para anotarse en la lista de distribución
 
 
  
Si te gustaría recibir otros artículos relacionados o novedades de Breslev.co.il por E-mail, escribe por favor tu dirección de E-mail aquí:

   

 Artículos relacionados Artículos relacionados
 
 

 
El Pequeño Najman #14               El Canto del Perro, el Ratón y la Rata, #19               ¿Un Príncipe o un Pavo?
 
 El Pequeño Najman #14  El Canto del Perro, el Ratón y la Rata, #19  ¿Un Príncipe o un Pavo?


  1 Comentarios del visitante:    Ver todos los comentarios  
  1.
  Parece una historia del Rambam
leo02/02/2014 13:51:57
     
 

Agrega tus comentariosAgrega tus comentarios    Agrega tus comentarios    

 
 
  
En honor de:    En memoria de:
  
 
¿Te gusta lo que lees?
 
Ayuda a Breslev Israel a difundir la luz de Rabi Najman
y asóciate para lograr juntos un mundo mejor! un mundo mejor
 
Presiona aquí para apoyar a Breslev.co.il
  
 
 
 Productos del Día Productos del Día
 
 
 
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 
 
  •  
  •  
  •  
  •  
     
  •  
  •  
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 Los más comentados Los más comentados
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Los más leídos Los más leídos
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Facebook Facebook
 
 
 
 Listas de E-mail Listas de E-mail
 
 
 
Suscríbete Aquí   
 
   
 

 
 



  
 
 
open toolbar