21 Iyar 5779 / domingo, 26 de mayo de 2019 | Parashá Semanal: Bamidbar
 
dot  Agregar a favoritos   dot  Hacer página de inicio  
 
   
    Crear una cuenta    |    Iniciar sesión
  
    Mi Cuenta     Historial de Pedidos     Ayuda
 
 
  Mi País:  
  Estados Unidos de América   
 
   Idioma:  
  Español   
 
   Mi Moneda:  
  Dólar EE.UU.   
 
   
Página de inicio Espiritualidad y Fe Pareja, Familia y Salud Recetas Parashá Semanal Vida y Sociedad Breslev Bnei Noaj
   Fe Práctica     Crecimiento Espiritual     Kabalá y Mística     Historias Verídicas             
 
  Todas las categorías  
 
 
 
Crecimiento Espiritual  
 
InicioEspiritualidad y FeCrecimiento EspiritualSé franco con Hashem
 
  Búsqueda avanzada
   Articles
 
   Búsqueda
 
            
 

Sé franco con Hashem    

Sé franco con Hashem



Hashem no se enoja con la persona que tiene dificultad en cuidarse de lo que mira o en superar cualquier mala costumbre...

 



Hashem ama la sinceridad. Uno de los más grandes errores que hace la gente es que en su plegaria personal, dicen todo tipo de cosas “cosméticas” que piensan que a Hashem Le gusta escuchar, pero que no reflejan en nada la verdad de su situación actual. Si uno no está haciendo ningún esfuerzo por cuidarse de no mirar donde no debe, ¿cómo puede mirar al Cielo y proclamar con voz melodramática: “¡Hashemmmm, déjame aferrarme a Tiiii!”. En realidad, primero debería ser franco con Hashem y consigo mismo: “¿Acaso eso es lo que realmente anhelo? Entonces ¿por qué no estoy cuidándome de lo que miro?”.

 

Hashem no se enoja con la persona que tiene dificultad en cuidarse de lo que mira o en superar cualquier mala costumbre, siempre y cuando la persona no se engañe a sí misma y sea franca con Él. Esa persona debería decir: “Hashem, me cuesta mucho soportar esta prueba y resistir la tentación. Ten compasión de mí y ven a ayudarme! Mi nivel espiritual por el momento es que me dejo tentar con facilidad. La verdad es que yo preferiría que esta transgresión fuera algo permitido, porque para serte franco, yo lo disfruto mucho… En realidad yo no quiero que Te enojes conmigo, y por eso necesito Tu ayuda. Yo sé que Tú tienes razón y yo soy el que está equivocado, pero qué puedo hacer? Me cuesta mucho, por favor ayúdame!”. Esta sinceridad evoca la compasión Divina, que llega hasta los lugares más bajos. Este individuo sincero que habla con Hashem con tanta franqueza no está tratando de armar una ideología en base a sus pecados y deseos físicos.

 

No tengan vergüenza de confesarle a Hashem todos sus deseos más bajos, con lujo de detalles! “Hashem, yo estoy exactamente en este nivel…”.

 

A través de una plegaria personal sincera, uno puede alcanzar la auto-conciencia y entonces puede construir un fuerte puente entre él y Hashem. La verdad nos conecta con Hashem. La verdad evita que caigamos al abismo. Dice Rabí Najman: “Este mundo es un puente muy estrecho y lo principal es no tener miedo”. El Rebe nos está diciendo que vamos a estar a salvo en este puente siempre y cuando tengamos el coraje de decirle la verdad a Hashem y a nosotros mismos.

 

De hecho, las palabras de verdad nos hacen pasar por el puente estrecho, tal como enseña el Rebe cuando dice que las palabras de verdad son iluminaciones Divinas  que nos conectan con Hashem e iluminan la oscuridad. Por eso, la teshuvá de la boca para afuera no sirve de nada y en especial cuando uno tiene vergüenza de vocalizar lo que realmente siente por dentro y no admite la verdad. El guardia apostado a la entrada del puente no deja cruzar a nadie que no tenga el boleto de la verdad.

 

Dice Maimónides (Leyes de Teshuvá cap. 2) que todo el que se confiesa sin un sincero deseo de poner fin a su mal accionar es como alguien que se sumerge en una mikve (baño ritual de purificación) sosteniendo un roedor muerto en la mano. Imposible. Mientras uno no se aparte de la impureza, ¿cómo va a poder ser puro?

 

Al no ser sinceros con Hashem y no admitir las propias faltas estamos cerrando las puertas de la teshuvá. Si uno tiene el corazón lleno de pensamientos lascivos y malos hábitos entonces tiene que ser sincero y admitir todo esto ante Hashem. Tal como dice el profeta: “Tu Nombre y el pensamiento de Ti son el deleite del alma; mi alma Te anheló en la noche, y mientras mi espíritu esté conmigo, Te buscaré” (Isaías 26:8-9).

 

Ojalá todos tengamos el mérito. Amén!





Comentar    Comentar
   Ver más artículos de Rabino Shalom Arush
   Lee más acerca de Crecimiento Espiritual




Inicio de artículo    Inicio de artículo       Envía por E-mail    Envía por E-mail          Compartir       Para imprimir    Para imprimir


 Para anotarse en la lista de distribución Para anotarse en la lista de distribución
 
 
  
Si te gustaría recibir otros artículos relacionados o novedades de Breslev.co.il por E-mail, escribe por favor tu dirección de E-mail aquí:

   

 Artículos relacionados Artículos relacionados
 
 

 
Gracias a mi mala inclinación               La punta del iceberg               Capacidad de auto sacrificio
 
 Gracias a mi mala inclinación  La punta del iceberg  Capacidad de auto sacrificio


  1 Comentarios del visitante:    Ver todos los comentarios  
  1.
  Hoy entré...
Enid Quetell21/11/2016 4:51:09
     
 

Agrega tus comentariosAgrega tus comentarios    Agrega tus comentarios    

 
 
  
En honor de:    En memoria de:
  
 
¿Te gusta lo que lees?
 
Ayuda a Breslev Israel a difundir la luz de Rabi Najman
y asóciate para lograr juntos un mundo mejor! un mundo mejor
 
Presiona aquí para apoyar a Breslev.co.il
  
 
 
 Productos del Día Productos del Día
 
 
 
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 
 
  •  
  •  
     
  •  
  •  
  •  
  •  
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 Los más comentados Los más comentados
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Los más leídos Los más leídos
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Facebook Facebook
 
 
 
 Listas de E-mail Listas de E-mail
 
 
 
Suscríbete Aquí   
 
   
 

 
 



  
 
 
open toolbar