25 Av 5780 / sábado, 15 de agosto de 2020 | Parashá Semanal: Reé
 
dot  Agregar a favoritos   dot  Hacer página de inicio  
 
   
    Crear una cuenta    |    Iniciar sesión
  
    Mi Cuenta     Historial de Pedidos     Ayuda
 
 
  Mi País:  
  Estados Unidos de América   
 
   Idioma:  
  Español   
 
   Mi Moneda:  
  Dólar EE.UU.   
 
   
Página de inicio Espiritualidad y Fe Pareja, Familia y Salud Recetas Parashá Semanal Vida y Sociedad Breslev Bnei Noaj
   Fe Práctica     Crecimiento Espiritual     Kabalá y Mística     Historias Verídicas             
 
  Todas las categorías  
 
 
 
Kabalá y Mística  
 
InicioEspiritualidad y FeKabalá y MísticaLos nutrientes del cuerpo y del alma
 
  Búsqueda avanzada
   Articles
 
   Búsqueda
 
            
 

Los nutrientes del cuerpo y del alma    

Los nutrientes del cuerpo y del alma



¿Qué relación existe entre Kabalá y nutrición y cómo podemos asegurar la armonía entre cuerpo y alma?

 



Los nutrientes son sustancias de la comida que proporcionan la energía y las materias primas que utiliza el cuerpo para crecer y mantenerse. Los nutrientes que necesita el cuerpo son agua, carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas y minerales.

 

La Torá clasifica las necesidades básicas del cuerpo de cada ser humano en las siguientes cinco categorías:

 

Aire

Agua

Alimento

Ropa

Alojamiento

 

Estas cinco categorías corresponden a los distintos aspectos del modelo místico que tiene la Torá de nuestra psiquis. Veamos de qué modo: cuando la persona está sana, por lo general, no es consciente del aire que respira. Por lo tanto, el aire corresponde a la facultad súperconsciente denominada “la sefirá (emanación) de corona”. El agua corresponde a la facultad (o sefirá) de sabiduría, que es la responsable de proveernos nuevas ideas. Al igual que el agua, que fluye hacia abajo, de un lugar alto a un lugar bajo, las ideas de nuestra sabiduría fluyen desde su fuente en nuestra psiquis súper consciente. Mientras que el aire y el agua representan procesos relativamente inconscientes o autónomos de la psiquis, el alimento representa la ingestión y la integración de nutrientes externos a nuestro ser interior. En la psiquis, la integración del alimento espiritual, o sea, las enseñanzas de la Torá, se logra a través de la facultad (o sefirá) de entendimiento. La ropa representa los atributos emotivos de la psiquis. Finalmente, el alojamiento, o sea, el hogar, representa nuestra naturaleza social. Siendo seres humanos, tenemos una orientación a la familia y la comunidad. Esto requiere que saquemos a la superficie nuestro potencial de liderazgo, que está asociado a nuestra facultad (o sefirá) de reino. Si lo expresamos por medio de un cuadro, basado en la forma tradicional de organizar las facultades del alma:

 

Corona (keter) aire

Sabiduría (jojmá) agua                                                       

Entendimiento (biná) alimento

Facultades emotivas (benevolencia a cimiento) ropa

Reino (maljut) alojamiento

 

Ahora podemos entender que por medio de los seis nutrientes que necesita el cuerpo, el agua es una categoría por separado (que corresponde a sabiduría), separada de las otras cinco (que corresponden al entendimiento). No obstante, las seis son necesarias para que el cuerpo funcione como corresponde. En la Kabalá se nos enseña que la sabiduría y el entendimiento constituyen un par inseparable, que es la razón por la cual el agua y los otro cinco nutrientes están en la misma lista. La sabiduría también es conocida como el “principio padre” (agua) y el entendimiento, como el “principio madre” (los otros cinco nutrientes) de la psiquis. Mientras que el principio padre es esencialmente singular, el principio madre se describe como un principio complejo compuesto de cinco componentes. La sabiduría y el entendimiento (o los principios del padre y la madre) corresponden a las primeras dos letras (iud y hei) del Nombre Esencial de Dios, Havaiá o Tetragramatón. La letra iud se describe como un punto sin dimensiones que alude a que la sabiduría es esencialmente singular. El valor numérico de la letra hei es 5, lo cual nos provee otra alusión a los cinco nutrientes que corresponden al entendimiento y el principio madre. En la Kabalá, los cinco componentes del principio madre, entendimiento, se subdividen en 3 y 2. Los cinco nutrientes se subdividen de manera similar: carbohidratos, proteínas y grasas por un lado y vitaminas y minerales, por otro.

 

Continuará…





Comentar    Comentar
   Ver más artículos de Rabino Itzjak Ginzburg
   Lee más acerca de Kabalá y Mística




Inicio de artículo    Inicio de artículo       Envía por E-mail    Envía por E-mail          Compartir       Para imprimir    Para imprimir


 Para anotarse en la lista de distribución Para anotarse en la lista de distribución
 
 
  
Si te gustaría recibir otros artículos relacionados o novedades de Breslev.co.il por E-mail, escribe por favor tu dirección de E-mail aquí:

   

 Artículos relacionados Artículos relacionados
 
 

 
El síndrome de Jerusalem               El hilo rojo               Los 13 Principios de Fe Judía
 
 El síndrome de Jerusalem  El hilo rojo  Los 13 Principios de Fe Judía


  0 Comentarios del visitante:     

Agrega tus comentariosAgrega tus comentarios    Agrega tus comentarios    

 
 
  
En honor de:    En memoria de:
  
 
¿Te gusta lo que lees?
 
Ayuda a Breslev Israel a difundir la luz de Rabi Najman
y asóciate para lograr juntos un mundo mejor! un mundo mejor
 
Presiona aquí para apoyar a Breslev.co.il
  
 
 
 Productos del Día Productos del Día
 
 
 
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 
 
  •  
  •  
  •  
  •  
     
  •  
  •  
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 Los más comentados Los más comentados
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Los más leídos Los más leídos
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Facebook Facebook
 
 
 
 Listas de E-mail Listas de E-mail
 
 
 
Suscríbete Aquí   
 
   
 

 
 



  
 
 
open toolbar