21 Iyar 5779 / domingo, 26 de mayo de 2019 | Parashá Semanal: Bamidbar
 
dot  Agregar a favoritos   dot  Hacer página de inicio  
 
   
    Crear una cuenta    |    Iniciar sesión
  
    Mi Cuenta     Historial de Pedidos     Ayuda
 
 
  Mi País:  
  Estados Unidos de América   
 
   Idioma:  
  Español   
 
   Mi Moneda:  
  Dólar EE.UU.   
 
   
Página de inicio Espiritualidad y Fe Pareja, Familia y Salud Recetas Parashá Semanal Vida y Sociedad Breslev Bnei Noaj
   Rosh HaShana     Iom Kipur     Sucot     Simját Torá y Sheminí Atzéret             
 
  Todas las categorías  
 
 
 
Sucot  
 
InicioFestividadesSucotMi Casa de Plegaria
 
  Búsqueda avanzada
   Articles
 
   Búsqueda
 
            
 

Mi Casa de Plegaria    

Mi Casa de Plegaria



El más grande obstáculo para orar somos nosotros mismos. Es por eso que debemos orar por el privilegio de poder orar en la forma debida.

 



Los santos tzadikim siempre hicieron todo lo posible por abstenerse de salir de la sucá durante la festividad de Sucot. Dado que las “Nubes de Gloria”, la Presencia Divina, envuelven la sucá, el hecho de permanecer dentro de la sucá es muy propicio para la plegaria, y en especial, la plegaria personal. En ese sentido, sentarse en la sucá es como sentarse en el Templo Sagrado. Y aún más: estar en la Sucá es equivalente a estar en el Templo Sagrado.

El santo Arizal afirma que el aspecto interno de la destrucción de nuestro Sagrado Templo se manifiesta en la destrucción de la disposición a orar. En la época del Templo Sagrado, hasta el judío más simple vivía su vida orando, pues todos sabían que la plegaria es el aspecto principal de la teshuvá, de retornar a Dios. La plegaria y la teshuvá gradualmente fueron disminuyendo tras la generación del Rey Salomón, hasta que finalmente el Templo Sagrado fue destruido. Y entonces la gente se olvidó de cómo se oraba. Antes de que el Templo fuera destruido, la principal forma de plegaria era la plegaria personal, o sea, hablar con Hashem con tus propias palabras. Recién después de la destrucción del Templo, Ezra y su corte rabínica tuvieron que codificar un conjunto de rezos, para que la plegaria no fuera olvidada por completo.

Nuestros Sabios de la Guemará (tratado Brajot 6) afirman que la gente no sabe reconocer la importancia del rezo. Incluso muchos sabios de Torá olvidan que el único propósito del estudio de la Torá es adquirir Emuná y acercarse a Hashem. Y es por eso que se han apartado por completo de la plegaria. Únicamente la persona que es consciente de que no es nada sin Hashem ha de orar con sinceridad, pero la persona que tiene el ego inflado piensa que se las puede arreglar solo. Esa persona prefiere el intelecto a la Emuná porque piensa que sus poderes intelectuales le alcanzan para que tenga éxito en sus estudios o en sus actividades comerciales, y por eso no Le pide ayuda a Dios. Es por eso que sus plegarias son, en el mejor de los casos, mecánicas…

Rabi Najman de Breslev, cuyo yahrzeit (aniversario de fallecimiento) tiene lugar en Sucot, el 18 de Tishrei, dijo: “Toda mi esencia es la plegaria”. Rabi Najman sabía que el elemento faltante para el tikún olam (rectificación del mundo) era y es la plegaria. Cuanto más ore la persona, más pronta será la rectificación del mundo. Hubo muchos otros grandes tzadikim que también fueron conscientes del enorme poder de la plegaria, pero Rabi Najman fue el único que declaró que toda la rectificación de las almas judías, así como la total redención del pueblo judío, dependían de la plegaria. Un aumento de plegaria y de Emuná en el mundo rectifica en forma inherente la reducción de la luna y su luz al comienzo de la creación.

Existe otra conexión más entre Sucot y lo propicia que es esta festividad para la plegaria. No por nada, la primera noche de Sucot es la víspera del 15 de Tishrei, que es cuando la luna es más grande e ilumina con más fuerza. La plegaria sincera y ferviente rectifica la disminución de la luna. La conciencia de que sin el Creador no somos nada refuerza la concentración en la plegaria. Todos tenemos nuestros defectos, tanto en lo material como en lo espiritual, y en especial en lo espiritual. La plegaria corrige dichas deficiencias así como corrige la deficiencia de la luna. Rabí Natan de Breslev solía afirmar: “Allí donde veo deficiencia, veo una falta de plegaria”.

El más grande obstáculo para orar somos nosotros mismos. Es por eso que debemos orar por el privilegio de poder orar en la forma debida. Así como oramos por cada cosa importante que necesitamos en la vida, de la misma manera debemos orar por la plegaria y para poder superar los obstáculos a la plegaria, tanto los internos como los externos.

La persona debe orar constantemente para ser protegida contra la Mala Inclinación. Una vez que ora en tal grado que siente sus plegarias en todos sus huesos, esas plegarias serán lo suficientemente poderosas como para iluminarle toda su vida. El foco de la plegaria deberá ser acabar con la arrogancia, que es el principal obstáculo que bloquea la luz Divina de su medio y le impide orar como debería. Cada persona tiene que estar convencida de que sus plegarias van a fortalecer su Emuná y que a través de ellas puede literalmente cambiar las leyes naturales! Tanto nuestra redención personal como nuestra redención nacional dependen de la plegaria.

Y ojalá, en virtud de esta fantástica festividad que es Sucot, Hashem tenga compasión de nosotros y podemos reconstruir nuestro Santo Templo muy pronto en nuestros días. Amén!

 





Comentar    Comentar
   Ver más artículos de Rabino Shalom Arush
   Lee más acerca de Sucot




Inicio de artículo    Inicio de artículo       Envía por E-mail    Envía por E-mail          Compartir       Para imprimir    Para imprimir


 Para anotarse en la lista de distribución Para anotarse en la lista de distribución
 
 
  
Si te gustaría recibir otros artículos relacionados o novedades de Breslev.co.il por E-mail, escribe por favor tu dirección de E-mail aquí:

   

 Artículos relacionados Artículos relacionados
 
 

 
La píldora de la felicidad               ¡El Tiempo de Nuestro Regocijo!               El Lugar: ¡La Sucá!
 
 La píldora de la felicidad  ¡El Tiempo de Nuestro Regocijo!  El Lugar: ¡La Sucá!


  3 Comentarios del visitante:    Ver todos los comentarios  
  1.
  Pregunta
Vicente30/09/2018 15:39:53
     
 
  2.
  Los videos jardin de la Fe
Pamela Acuña10/10/2017 3:54:14
     
 
  3.
  Luna llena
Anonimo,19/10/2016 1:13:09
     
 

Agrega tus comentariosAgrega tus comentarios    Agrega tus comentarios    

 
 
  
En honor de:    En memoria de:
  
 
¿Te gusta lo que lees?
 
Ayuda a Breslev Israel a difundir la luz de Rabi Najman
y asóciate para lograr juntos un mundo mejor! un mundo mejor
 
Presiona aquí para apoyar a Breslev.co.il
  
 
 
 Productos del Día Productos del Día
 
 
 
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 
 
  •  
  •  
     
  •  
  •  
  •  
  •  
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 Los más comentados Los más comentados
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Los más leídos Los más leídos
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Facebook Facebook
 
 
 
 Listas de E-mail Listas de E-mail
 
 
 
Suscríbete Aquí   
 
   
 

 
 



  
 
 
open toolbar