19 Tamuz 5779 / lunes, 22 de julio de 2019 | Parashá Semanal: Matot
 
dot  Agregar a favoritos   dot  Hacer página de inicio  
 
   
    Crear una cuenta    |    Iniciar sesión
  
    Mi Cuenta     Historial de Pedidos     Ayuda
 
 
  Mi País:  
  Estados Unidos de América   
 
   Idioma:  
  Español   
 
   Mi Moneda:  
  Dólar EE.UU.   
 
   
Página de inicio Espiritualidad y Fe Pareja, Familia y Salud Recetas Parashá Semanal Vida y Sociedad Breslev Bnei Noaj
   Rosh HaShana     Iom Kipur     Sucot     Simját Torá y Sheminí Atzéret             
 
  Todas las categorías  
 
 
 
Tishá BeAv  
 
InicioFestividadesTishá BeAvEl Corazón del Judaísmo
 
  Búsqueda avanzada
   Articles
 
   Búsqueda
 
            
 

El Corazón del Judaísmo    

El Corazón del Judaísmo



Todos tienen un problema que les hace doler - problemas de salud, dificultades financieras, problemas matrimoniales, etc.

 



Todos tienen un problema que les hace doler - algunos tienen problemas de salud, otros dificultades financieras, muchos tienen problemas matrimoniales, etc. Pero en verdad, la raíz de todos nuestros males - se encuentra en…


El corazón del Judaísmo


Un campesino ucraniano sintió dolor en su brazo izquierdo. Fue a consultar al médico de su pueblo, que le dio un ungüento para untar sobre su brazo. El campesino se sintió mejor durante un día o dos, pero pronto volvió el dolor, aún más fuerte que antes. El campesino volvió al doctor del pueblo, que le mandó a un gran especialista en Kiev. El campesino hizo el largo viaje a Kiev, y después de mucho buscar, finalmente localizó el domicilio del especialista.

El campesino se quejó al especialista del fuerte dolor. El médico lanzó una mirada sobre su brazo y le pidió al campesino que se saque la camisa. El campesino perplejo preguntó, "Pero doctor, ¿por qué debo quitarme la camisa si me duele el brazo?".

El médico colocó su estetoscopio sobre el pecho del campesino, sonrió con paciencia, y contestó: "Debo examinar tu corazón. Lo que sientes en tu brazo es sólo un dolor irradiado. La raíz del dolor se encuentra en tu corazón…”.

 

 

El Corazón del Judaísmo – el Beit HaMikdash en Jerusalén
 

* * *


Todo ser humano tiene un problema que le hace doler - algunos tienen problemas de salud, otros dificultades financieras, muchos tienen problemas matrimoniales, otros tienen penas de sus niños. Algunas parejas no tienen hijos en absoluto, mientras otras personas aún anhelan encontrar a su alma gemela y viven en soledad. Si no he aludido a tu problema particular, simplemente completa la lista. Tenemos nuestros males, sean físicos, emocionales, espirituales, o interpersonales. La mayor parte de nosotros piensa que "un ungüento" de aumento en el sueldo, un nuevo juguete, unas noches en un hotel u otro alivio de nuestro problema terminará con nuestros males. Incorrecto.

La raíz de todos nuestros males se encuentra en Jerusalén - la carencia de nuestro Templo Sagrado y de la Presencia Divina dentro de nuestro medio. Profundamente necesitamos los Temidím, los sacrificios diarios en el altar, y sobre todo el Seír Jatát mensual, la ofrenda que expía los pecados de todo el Pueblo de Israel. No sabemos cuán terriblemente nuestras almas se han marchitado, ya que nunca hemos oído (en esta reencarnación) las melodías sublimes de la armonía de los Levitas ni las cuerdas mágicas del arpa Levítico – una canción o una plegaria en el Beit HaMikdash serían suficiente para enviar nuestras almas a una órbita celestial, dejando la repugnancia del pesado mundo material al cual tantos de nosotros estamos atados. Tal como aquellos nacidos en cuevas y que nunca han visto la luz, no sabemos lo que hemos perdido. La raíz de todo nuestro dolor se encuentra en el Corazón del Judaísmo – Jerusalén y el Beit HaMikdash, el Santo Templo.

HaShem no quiere que seamos ignorantes, entonces Él nos ha dado tres semanas – entre el 17 del mes hebreo de Tamúz hasta el 9no día del mes de Av – para meditar sobre el sentido de la destrucción del Templo, no meramente desde un punto de vista histórico, sino desde una perspectiva contemporánea muy pragmática también. Cuando pensamos en todo lo que nos falta en nuestras vidas como observadores de la Torá – el Sumo Sacerdote, las Ofrendas, los Levitas, los Preceptos que sólo pueden ser cumplidas en el contexto del Templo Santo, el Sanedrín, la verdadera pureza espiritual y la auténtica espiritualidad – sólo entonces podemos comenzar a lamentar la destrucción del Templo con alguna apariencia de sinceridad.

Rabi Najman de Breslev no quiso que seamos espiritualmente flojos, insensibles, y apáticos en lo relativo a la destrucción del Templo, el exilio de Jerusalén, y la diáspora. El Rebe, por lo tanto, requiere que recitemos la plegaria de "Tikún Jatzót" y que clamemos a HaShem que nos redima pronto.

Pero, más bien que clamar a HaShem, estamos de acuerdo tácitamente con la disección y la rendición final de Jerusalén, el corazón del Pueblo Judío. ¿Acaso hemos pedido de HaShem, aunque sea una sola vez, que prevenga la disección de Jerusalén? ¿O acaso estamos más preocupados por la nueva cerámica de nuestro baño?

Queridos amigos, donde sea que se encuentren, en Miami, España, Argentina, México y en cualquier otro lado - no piensen que Jerusalén es únicamente el problema de Israel; es el problema de todos. Ustedes son miembros del mismo corazón que es conocido como Yerushalaim (Jerusalén) y Beit HaMikdásh (el Templo). Cuando nosotros aquí en Breslev Israel clamamos por Jerusalén y por el verdadero Mesías, es porque nuestra cura nacional depende de un corazón sano – la construida Jerusalén y la Redención completa de nuestro Pueblo. Con la Presencia Divina dentro de nosotros, hay una ilimitada bendición de abundancia de salud, de felicidad, y de todo lo que necesitamos.

Nuestros Sabios dicen que si Jerusalén y el Beit HaMikdash no son reconstruidos en nuestra generación, es como si nosotros mismos los hubiéramos destruido, Di-s nos salve.

Levanten su voz ahora – hacia el Cielo. HaShem está escuchando. La Gueulá, le Redención, podría estar no más lejos que un latido del corazón. Sus plegarias podrían ayudar a la llegada del Mashíaj, y la completa Redención, rápidamente y en nuestros días, Amén.





Comentar    Comentar
   Ver más artículos de Rabino Lazer Brody
   Lee más acerca de Tishá BeAv




Inicio de artículo    Inicio de artículo       Envía por E-mail    Envía por E-mail          Compartir       Para imprimir    Para imprimir


 Para anotarse en la lista de distribución Para anotarse en la lista de distribución
 
 
  
Si te gustaría recibir otros artículos relacionados o novedades de Breslev.co.il por E-mail, escribe por favor tu dirección de E-mail aquí:

   

 Artículos relacionados Artículos relacionados
 
 

 
Napoleón y Tishá BeAv               Juzgándonos               El Muro de los Lamentos
 
 Napoleón y Tishá BeAv  Juzgándonos  El Muro de los Lamentos


  0 Comentarios del visitante:     

Agrega tus comentariosAgrega tus comentarios    Agrega tus comentarios    

 
 
  
En honor de:    En memoria de:
  
 
¿Te gusta lo que lees?
 
Ayuda a Breslev Israel a difundir la luz de Rabi Najman
y asóciate para lograr juntos un mundo mejor! un mundo mejor
 
Presiona aquí para apoyar a Breslev.co.il
  
 
 
 Productos del Día Productos del Día
 
 
 
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 
 
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
     
  •  
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 Los más comentados Los más comentados
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Los más leídos Los más leídos
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Facebook Facebook
 
 
 
 Listas de E-mail Listas de E-mail
 
 
 
Suscríbete Aquí   
 
   
 

 
 



  
 
 
open toolbar