21 Iyar 5779 / domingo, 26 de mayo de 2019 | Parashá Semanal: Bamidbar
 
dot  Agregar a favoritos   dot  Hacer página de inicio  
 
   
    Crear una cuenta    |    Iniciar sesión
  
    Mi Cuenta     Historial de Pedidos     Ayuda
 
 
  Mi País:  
  Estados Unidos de América   
 
   Idioma:  
  Español   
 
   Mi Moneda:  
  Dólar EE.UU.   
 
   
Página de inicio Espiritualidad y Fe Pareja, Familia y Salud Recetas Parashá Semanal Vida y Sociedad Breslev Bnei Noaj
   Relaciones y Matrimonio     Educación e Hijos     Salud y Estado Físico             
 
  Todas las categorías  
 
 
 
Relaciones y Matrimonio  
 
InicioPareja, Familia y SaludRelaciones y MatrimonioBuen Ojo
 
  Búsqueda avanzada
   Articles
 
   Búsqueda
 
            
 

Buen Ojo    

Buen Ojo



Estuve sentada en mi sofá casi toda la tarde, tan asustada que no podía moverme. Finalmente, llegué al teléfono para llamar el oftalmólogo para fijar una cita de emergencia...

 



Estuve sentada en mi sofá casi toda la tarde, tan asustada que no podía moverme. Finalmente, llegué al teléfono para llamar el oftalmólogo para fijar una cita de emergencia...

Hace unos meses, tuve una llamada de una íntima amiga mía, me contó que había ido al médico para averiguar por qué tenía problemas con su vista, y le había dado la terrible noticia que tenía cáncer de ojo.
 
Cuando ella me llamó para contarme, me sorprendí, extraño como suena, nunca había pensado que es posible tener cáncer de ojo. Me contó que era un fenómeno relativamente poco frecuente, pero posible.
 
Barúj HaShem, gracias a Di-s, después de muchas plegarias y el tratamiento adecuado, mi amiga, sanó. Después de recobrar completamente la salud, siendo ella la humilde y generosa persona que es, compartió conmigo algunas de las "lecciones" que aprendió de esta experiencia.
 
Como ella explicó, lo principal que aprendió fue que el Creador quería que ella juzgue a sus semejantes favorablemente, y que siempre trate de verlos con "Áin Tová" –ojo favorable.
 
Mi amiga me contó sus conclusiones el jueves, y muy profundo en mi corazón, también yo sabía que tenía un problema por juzgar a la gente en una forma no tan favorable. Estuve trabajando sobre eso durante un tiempo, pero a veces (¡a menudo!), las malas Midót (rasgos de personalidad) son muy arraigadas, y no desaparecen con facilidad.
 
Pero HaShem, el Creador del Universo, en Su Sabiduría, nos está siempre supervisando, y enviándonos "señales" para que nos ayuden en el camino que Él desea que tomemos.

 
 
Ese sábado por la noche, me fui a la cama con un gran picor en el ojo. A la mañana siguiente, me desperté con un hinchado y lloroso ojo... Inmediatamente pensé en mi amiga. En los días siguientes, la inflamación más o menos desapareció, y pensé que era una tormenta en un vaso de agua.
 
Y de pronto vi la protuberancia. Justo en el centro de mi párpado, bajo la piel, había una protuberancia, y parecía que estaba creciendo día a día. Querido lector, yo he leído el libro "En el Jardín de la Fe" nueve o diez veces; escucho los CDs del Rabino Arush sobre Emuná (fe) todo el tiempo y hago cada día una hora de Hitbodedut ("Plegaria Personal en Aislamiento") - con todo quedé petrificada.
 
Estuve sentada en mi sofá casi toda la tarde, tan asustada que no podía moverme. Pero finalmente, llegué al teléfono para llamar el oftalmólogo para fijar una cita de emergencia.
 
Todo en lo que yo podía pensar era la experiencia de mi amiga. Pensé que tengo bastante tiempo para trabajar sobre mi falta de amor al prójimo, pero quizás HaShem había perdido la paciencia conmigo, y estaba asegurándose que esto se convierta en prioridad.
 
Parecía que yo tenía razón, pero no en la manera que pensé. El especialista dio un rápido vistazo a mi ojo, y me dijo que todo lo que había ocurrido es que un cuerpo extraño entró allí, y se había quedado bajo mi párpado.
 
Me dijo que tenía tres opciones: la primera era no hacer nada y dejar que desaparezca por sí mismo. La segunda (la cual era de su preferencia) era tratar de acelerar el proceso mediante la aplicación de compresas calientes todos los días. Y la tercera opción - la que realmente no recomiendo – era tratar de extraerlo de mi párpado.
 
quedé tan aliviada y tan agradecida al Creador, que casi baile fuera de la clínica. Todo esto sucedió a principios de noviembre. Mientras escribo esto a principios de abril, todavía tengo una grande y fea protuberancia bajo el párpado de mi ojo izquierdo. Pero yo he dicho "gracias" ya un número de veces, pues sé por qué existe. Cada vez que empiezo a quejarme por alguna cosa que no va según el plan - es decir, mi plan – me acuerdo de la protuberancia en mi ojo. Me acuerdo que HaShem quiere que yo vea todo con un "Áin Tová", un "buen ojo" y estar agradecida por todas las cosas que me parecen difíciles o preocupantes, porque ellas también son, en última instancia, para mi propio bien.
 
Del mismo modo, cada vez que me encuentro pensando en forma no positiva acerca de mi prójimo, mi protuberancia lo hace todo mucho más fácil para dirigir mis pensamientos por un camino diferente. Y si no puedo encontrar algo positivo que decir, al menos, ahora ya no digo más nada negativo.
 
Esto no significa que me gusta tener un ojo extraño. No me gusta de nada. Pero estoy convencida que una vez que realmente me acostumbre a tener un "Áin Tová", desaparecerá tan pronto como llegó.
 
Así que si te encuentras con una irritación ocular - sea de alergias, cebollas, champú o cualquier otra cosa - detente un minuto, y pregúntate si estás mirando a tus compañeros con un "Buen Ojo", es decir positivamente. Si prestamos atención a las pequeñas "señales", el Creador no necesita mandarnos otras más grandes y angustiantes. Eso es lo que la Emuná y la buena salud tienen que ver una con la otra.




Comentar    Comentar
   Ver más artículos de Rivka Levi
   Lee más acerca de Relaciones y Matrimonio




Inicio de artículo    Inicio de artículo       Envía por E-mail    Envía por E-mail          Compartir       Para imprimir    Para imprimir


 Para anotarse en la lista de distribución Para anotarse en la lista de distribución
 
 
  
Si te gustaría recibir otros artículos relacionados o novedades de Breslev.co.il por E-mail, escribe por favor tu dirección de E-mail aquí:

   

 Artículos relacionados Artículos relacionados
 
 

 
La Belleza y la Paz Interior               El marido casi perfecto               ¿Me caso o no me caso?
 
 La Belleza y la Paz Interior  El marido casi perfecto  ¿Me caso o no me caso?


  0 Comentarios del visitante:     

Agrega tus comentariosAgrega tus comentarios    Agrega tus comentarios    

 
 
  
En honor de:    En memoria de:
  
 
¿Te gusta lo que lees?
 
Ayuda a Breslev Israel a difundir la luz de Rabi Najman
y asóciate para lograr juntos un mundo mejor! un mundo mejor
 
Presiona aquí para apoyar a Breslev.co.il
  
 
 
 Productos del Día Productos del Día
 
 
 
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 
 
  •  
  •  
     
  •  
  •  
  •  
  •  
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 Los más comentados Los más comentados
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Los más leídos Los más leídos
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Facebook Facebook
 
 
 
 Listas de E-mail Listas de E-mail
 
 
 
Suscríbete Aquí   
 
   
 

 
 



  
 
 
open toolbar