20 Kislev 5781 / domingo, 06 de diciembre de 2020 | Parashá Semanal: Vaishlaj
 
dot  Agregar a favoritos   dot  Hacer página de inicio  
 
   
    Crear una cuenta    |    Iniciar sesión
  
    Mi Cuenta     Historial de Pedidos     Ayuda
 
 
  Mi País:  
  Estados Unidos de América   
 
   Idioma:  
  Español   
 
   Mi Moneda:  
  Dólar EE.UU.   
 
   
Página de inicio Espiritualidad y Fe Pareja, Familia y Salud Recetas Parashá Semanal Vida y Sociedad Breslev Bnei Noaj
   Relaciones y Matrimonio     Educación e Hijos     Salud y Estado Físico             
 
  Todas las categorías  
 
 
 
Relaciones y Matrimonio  
 
InicioPareja, Familia y SaludRelaciones y MatrimonioCuenta tus bendiciones…
 
  Búsqueda avanzada
   Articles
 
   Búsqueda
 
            
 

Cuenta tus bendiciones…    

Cuenta tus bendiciones…



La plegaria personal es la clave para crear una sólida relación con Hashem pero muchos piensan que hablarle al aire es solamente para gente que necesita terapia.

 



Hace poco vi una charla del Rabino Shalom Arush, en la que describe qué es en realidad la emuná. Mucha gente malinterpreta el concepto de emuná. Es muy fácil creer que todo es para bien cuando las cosas van bien. Esto, queridos lectores, no es emuná. Pero cuando estalla la cloaca en casa o alguien se enferma gravemente, y en esos momentos tan difíciles uno logra seguir creyendo que Hashem sabe lo que está haciendo, y que solamente nos está ayudando, ESO sí que es emuná…

 

Entonces ¿cómo vamos a un extremo al otro?

 

Dos palabras, señoras y señores: GRACIAS, HASHEM!

 

Estas son probablemente las dos palabras más difíciles de decir, junto con “te pido perdón”. Estas palabras no están en mi léxico. Y si no me creen, pregúntenle a mi marido. Si me empujan al rincón y me siento obligada a pedir perdón por algo, o bien lo murmuro como un nene de cinco años…

 

Pero volviendo al tema..

 

El Rabino Arush explica que la plegaria personal es la clave para crear una sólida relación con Hashem. Ahora bien: mucha gente cree que hablarle al aire es algo muy raro, solamente para gente que necesita terapia. Y yo quiero decirle a toda esa gente que… ¿quién no necesita terapia hoy en día? Por eso, ¡todos deberíamos en este mismo momento ponernos a hablarle al aire!

 

No… en serio! ¿alguna vez trataron de mantener una relación con alguien SIN HABLARLE? Gente casada, ¡guárdense por favor sus sagaces comentarios! Admito que hay veces en que un matrimonio puede beneficiarse de menos diálogo. Pero mirémoslo de una perspectiva más general.

 

Uno no puede tener una relación sólida y fuerte con otra persona a menos que esté en contante contacto con ella. Entonces cómo puede una persona , incluso la más “religiosa”, pensar que puede tener una fuerte relación con Hashem si no habla con Él en forma asidua?¿cómo pueden pensar que tienen emuná cuando no están tratando en forma activa de construir su emuná?

 

Existe una regla muy extraña acerca del amor que la mayoría de la gente no conoce. Ojo, porque acá estoy por presentarles otra fórmula súper poderosa: cuanto más haces por tu amado, más lo amas! Tal como he explicado en mi artículo La mirada de amor, el amor es dar, no recibir. Por lo tanto, cómo podemos empezar a verdaderamente amar a Hashem y construir nuestra emuná? ¡Dándole lo que él más quiere – nosotros mismos!

 

Cuando hablamos con Él, estamos dándole toda nuestra atención. Estamos invitándolo a nuestras vidas y dejando que nos ayude. Pero existe un nivel más elevado que ese. Es el nivel de GRACIAS.

 

El Rabino Arush explica que dar las gracias abre todas las puertas y deja que las plegarias lleguen al Mismísimo Hashem. Piensen en todo aquello por lo que están rezando – salud, sustento, pareja, hijos, paz matrimonial, etc – todo está esperando para llegar a ti con una sola condición – tienes que dar las gracias por todo lo que tienes en este momento!

 

Nos comportamos como niños pequeños. Pedimos y pedimos y no dejamos de pedir y nos quejamos y nos lamentamos por todos nuestros problemas. Pero ¿acaso nos paramos cinco minutos a dar las gracias por todo lo que tenemos?

 

Hay algunas situaciones que parecen ser tan negativas que uno simplemente no puede darle las gracias a Hashem por ellas. El Rabino Arush dice que esta regla no tiene excepciones. De hecho, cuanto más negativa es la situación, más deberíamos darle las gracias a Hashem!

 

El da el ejemplo de una mujer que tenía un marido abusador. Ella fue llorando a ver al rabino a contarle que su marido no sólo que la golpeaba todos los días sino que además abusaba de ella emocionalmente. La pobre mujer vivía en un infierno.

 

El Rabino Arush, a pesar de toda la compasión que sintió por ella, le dijo que dijera “Gracias”. Algo completamente ilógico. Pero ella estaba tan desesperada que de hecho siguió su consejo. Ella no podía dejar a su marido, porque tenía miedo de que él la matara si llegaba a encontrarla, Dios no lo permita… así que no le quedaba otra opción más que seguir el consejo del Rav Arush.

 

Ella, con lágrimas en los ojos y un terrible dolor en el corazón, Le dio las gracias a Hashem lo máximo que pudo durante unos cuantos meses más, que por cierto fueron muy difíciles. A ella le parecía que su marido se estaba volviendo incluso más violento que antes y ella ya no sabía cuánto tiempo más iba a poder seguir soportando esa situación.  Finalmente, después de lo que le pareció una eternidad, ¡él le entabló demanda de divorcio a ella!

 

Ella por supuesto, se lo dio con muchísimo gusto y así se salvó de la cárcel en la que vivía. Después del divorcio, él se burló de ella diciéndole que ahora estaba completamente sola en el mundo, pero ella estaba chocha de poder finalmente haberse librado de él. Con el tiempo, ella logró curarse emocionalmente y se casó con un hombre maravilloso que la atiende como a una reina..

 

No hay ninguna situación que esté más allá de decir gracias. Si te encuentras en una situación imposible sin ninguna solución lógica posible, eso significa dos cosas: una, Hashem sabe que eres mucho más fuerte de lo que piensas y que vas a pasar este desafío. Dos: que no Le diste suficiente las gracias por lo que tienes hasta ahora. Empieza a contar tus bendiciones y entonces vas a poder ver muchas bendiciones más. Amén!

 

Pueden enviar sus preguntas, y en especial sobre temas como el matrimonio, la educación de los hijos, el noviazgo y el rol de la mujer. Escriban a racheli@breslev.co.il

 





Comentar    Comentar
   Ver más artículos de Rajeli Reckles
   Lee más acerca de Relaciones y Matrimonio




Inicio de artículo    Inicio de artículo       Envía por E-mail    Envía por E-mail          Compartir       Para imprimir    Para imprimir


 Para anotarse en la lista de distribución Para anotarse en la lista de distribución
 
 
  
Si te gustaría recibir otros artículos relacionados o novedades de Breslev.co.il por E-mail, escribe por favor tu dirección de E-mail aquí:

   

 Artículos relacionados Artículos relacionados
 
 

 
Amar lo Bueno de Cada Uno               Jerusalén de Oro               ¡Casarse No es Sólo Una Fiesta!
 
 Amar lo Bueno de Cada Uno  Jerusalén de Oro  ¡Casarse No es Sólo Una Fiesta!


  1 Comentarios del visitante:    Ver todos los comentarios  
  1.
  Todo lo que aprendo aquí
Marilyn26/10/2019 23:28:12
     
 

Agrega tus comentariosAgrega tus comentarios    Agrega tus comentarios    

 
 
  
En honor de:    En memoria de:
  
 
¿Te gusta lo que lees?
 
Ayuda a Breslev Israel a difundir la luz de Rabi Najman
y asóciate para lograr juntos un mundo mejor! un mundo mejor
 
Presiona aquí para apoyar a Breslev.co.il
  
 
 
 Productos del Día Productos del Día
 
 
 
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 
 
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
     
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 Los más comentados Los más comentados
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Los más leídos Los más leídos
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Facebook Facebook
 
 
 
 Listas de E-mail Listas de E-mail
 
 
 
Suscríbete Aquí   
 
   
 

 
 



  
 
 
open toolbar