21 Tishrei 5782 / lunes, 27 de septiembre de 2021 | Parashá Semanal: Sucot
 
dot  Agregar a favoritos   dot  Hacer página de inicio  
 
   
    Crear una cuenta    |    Iniciar sesión
  
    Mi Cuenta     Historial de Pedidos     Ayuda
 
 
  Mi País:  
  Estados Unidos de América   
 
   Idioma:  
  Español   
 
   Mi Moneda:  
  Dólar EE.UU.   
 
   
Página de inicio Espiritualidad y Fe Pareja, Familia y Salud Recetas Parashá Semanal Vida y Sociedad Breslev Bnei Noaj
   Relaciones y Matrimonio     Educación e Hijos     Salud y Estado Físico             
 
  Todas las categorías  
 
 
 
Salud y Estado Físico  
 
InicioPareja, Familia y SaludSalud y Estado FísicoEl jardín botánico
 
  Búsqueda avanzada
   Articles
 
   Búsqueda
 
            
 

El jardín botánico    

El jardín botánico



Imaginen un jardín verde, lleno de flores coloridas, árboles frutales, arbustos cargados de pequeñas y deliciosas bayas.

 



Imaginen un jardín verde, lleno de flores coloridas, árboles frutales, arbustos cargados de pequeñas y deliciosas bayas. ¿Cierto que esta vista produce una sensación de bienestar? Cuando imagino un lugar así me inunda la tranquilidad y la visualización trae a mi rostro una sonrisa.

 

HaShem ha creado la naturaleza de una forma tan bella que incluso una leve visualización de estas hermosas plantas sirve para aumentar nuestra salud. Es cierto, no estoy exagerando: hoy en día, en el mundo estresante en el que vivimos, parar un momento y poner en nuestra mente una imagen como la descrita arriba va a ralentizar automáticamente nuestras constantes vitales y a relajarnos.

 

Mejor es todavía visitar un lugar así de vez en cuando, caminar en la naturaleza, sentir la tierra bajo nuestros pies, oler la tierra y la hierba y disfrutar de esos paisajes hermosos que HaShem ha creado en cualquier rincón del mundo. Aún mejor es tener un jardín que podamos observar y cuidar cada día. Y aún podemos profundizar más y estudiar las propiedades que tienen esos frutos y hierbas en el cuerpo humano.

 

Los estudios realizados sobre las múltiples propiedades y beneficios que tienen las plantas para el ser humano les sorprenderían, aunque al mismo tiempo corroboran lo que todos sabemos por “cultura general”. Desde los tiempos del Beit HaMikdash se utilizaban remedios naturales para curar a las personas y también a los animales e incluso antes, podemos remontarnos a la Creación del Mundo, cuando Di-s Bendito imbuyó a Adam de todo el conocimiento sobre las propiedades curativas que tienen todas las hierbas, frutos, vegetales… pero con el paso del tiempo este conocimiento se fue perdiendo. Como dirían en las películas de ciencia ficción, cayó en el olvido…

 

Hoy en día se está volviendo a usar este conocimiento ancestral. Gracias a Di-s tenemos al alcance de nuestra mano muchas alternativas para hallar la forma en la que nuestro Creador ha determinado que vamos a encontrar la curación a la molestia o enfermedad que cada persona puede experimentar a lo largo de su vida.

 

Como muchos de ustedes saben, en este momento me encuentro cursando unos estudios sobre el conocimiento del cuerpo y su curación a través de métodos holísticos, alternativos, no convencionales, naturales… como quieran llamarlo. En este programa de estudios, está incluida la asignatura de herbología, que encuentro realmente fascinante porque semanalmente me transporta a ese jardín de descanso en el que aprendo sobre las propiedades que HaShem le ha atribuido a cada una de las plantas. Por supuesto, aún es solo el comienzo y se puede estudiar durante años sobre las propiedades y aplicaciones de cada una de las hierbas que existen en este planeta y todavía no llegaría la persona a conocer todas las aplicabilidades. Incluso hay aún muchas de ellas cuya utilización no ha sido re-descubierta por el hombre hoy en día.

 

HaShem ha determinado la forma en la que cada persona se va a enfermar y la forma en la que se va a curar. Existen métodos que hoy se consideran convencionales pero que antes eran toda una modernidad, como el uso de la aspirina por poner un ejemplo. La cuestión es que siempre ha puesto HaShem en nuestro camino la forma en la que vamos a encontrar solución a todo lo que vivimos. Solamente hace falta tener los ojos bien abiertos y hacer plegaria para que esos métodos sean puestos al alcance de nuestra mano de una forma sencilla y benevolente. Que los mensajeros que ayudan a cada persona a sanar lleguen directamente y sin preludios y hallen la forma de proveer la curación que Di-s ha determinado para cada enfermo y que sea con misericordia.

 

Si tienes alguna pregunta o quieres compartir tu historia o inquietudes, escríbeme a tali.mandel.18@gmail.com

 





Comentar    Comentar
   Ver más artículos de Tali Mandel
   Lee más acerca de Salud y Estado Físico




Inicio de artículo    Inicio de artículo       Envía por E-mail    Envía por E-mail          Compartir       Para imprimir    Para imprimir


 Para anotarse en la lista de distribución Para anotarse en la lista de distribución
 
 
  
Si te gustaría recibir otros artículos relacionados o novedades de Breslev.co.il por E-mail, escribe por favor tu dirección de E-mail aquí:

   

 Artículos relacionados Artículos relacionados
 
 

 
Los que habitan en la mente               Efectos secundarios               Pensando en los pensamientos
 
 Los que habitan en la mente  Efectos secundarios  Pensando en los pensamientos


  0 Comentarios del visitante:     

Agrega tus comentariosAgrega tus comentarios    Agrega tus comentarios    

 
 
  
En honor de:    En memoria de:
  
 
¿Te gusta lo que lees?
 
Ayuda a Breslev Israel a difundir la luz de Rabi Najman
y asóciate para lograr juntos un mundo mejor! un mundo mejor
 
Presiona aquí para apoyar a Breslev.co.il
  
 
 
 Productos del Día Productos del Día
 
 
 
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 
 
  •  
  •  
     
  •  
  •  
  •  
  •  
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 Los más comentados Los más comentados
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Los más leídos Los más leídos
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Facebook Facebook
 
 
 
 Listas de E-mail Listas de E-mail
 
 
 
Suscríbete Aquí   
 
   
 

 
 



  
 
 
open toolbar