15 Iyar 5779 / lunes, 20 de mayo de 2019 | Parashá Semanal: Bejukotáy
 
dot  Agregar a favoritos   dot  Hacer página de inicio  
 
   
    Crear una cuenta    |    Iniciar sesión
  
    Mi Cuenta     Historial de Pedidos     Ayuda
 
 
  Mi País:  
  Estados Unidos de América   
 
   Idioma:  
  Español   
 
   Mi Moneda:  
  Dólar EE.UU.   
 
   
Página de inicio Espiritualidad y Fe Pareja, Familia y Salud Recetas Parashá Semanal Vida y Sociedad Breslev Bnei Noaj
                
 
  Todas las categorías  
 
 
 
Vida y Sociedad  
 
InicioVida y SociedadCorre por tu vida
 
  Búsqueda avanzada
   Articles
 
   Búsqueda
 
            
 

Corre por tu vida    

Corre por tu vida



De repente, un hombre mayor, bajito, viene corriendo y se acerca a él. Es su padre. “No tienes que hacer esto”, le dice

 



Hay un video motivacional que me encanta. Cada vez que lo miro me pongo a llorar. En el video se ve a Derek Redmond, un joven atleta corriendo en los Juegos Olímpicos de 1992 en Barcelona. Él, junto con los demás atletas, comienzan las semifinales de 400 metros. La forma en que corren es algo increíble: los brazos y las piernas largos y fuertes se mueven tan rápido que es algo fascinante.

 

Derek estaba a punto de ganar, pero de repente grita en agonía, doblándose como un pretzel mientras se le rompe el tendón de la corva. Mientras tanto, los otros atletas lo dejan en el polvo…

 

Enseguida van a atenderlo hombres con una camilla lista para sacarlo de la pista. Pero él los ignora, se pone de pie y sigue avanzando, con una pata rengueando y un aspecto agonizante, patético e increíblemente desafiante.

 

De repente, un hombre mayor, bajito, viene corriendo y se acerca a él. Es su padre. “No tienes que hacer esto”, le dice su padre, mientras va trotando al lado de su hijo rengueando.

 

“Sí tengo que hacerlo”, le responde Derek.

 

Su padre le dice: “Ok, entonces lo haremos los dos juntos”. Le pone el brazo sobre sus hombros y lo sostiene. Derek mira a su padre y se pone a llorar. Su desazón es evidente. Su padre hace señas con las manos a los hombres que les dicen a él y a Derek que salgan de la pista.. Y a uno de ellos le grita que se vaya. La mirada de su hijo está llena de desesperación y enseguida entendemos lo mucho que quería ganar esta carrera.

 

Podemos imaginarnos los años de entrenamiento que este campeón británico había dedicado con tanta devoción y la emoción que debió haber sentido al ser un finalista olímpico. Quién sabe cuántas cosas dejó de lado para poder dedicarse de lleno al deporte. Y apenas unos minutos antes de terminar, se le desgarra un músculo y queda fuera de competición.

 

Derek y su padre siguen caminando.

 

Pero ahora Derek ya está más calmo. Ya no llora. Simplemente sigue caminando con su padre a su lado. Y entonces le cambia el rostro. Se da cuenta de que hay cámaras sobre él, que miles de personas lo están mirando. Entonces recobra su compostura y vuelve a tener confianza. Su padre sigue a su lado. No hablan.

 

Cuando Derek llega a la línea de arribo, 150 000 personas se ponen de pie y lo aplauden. Recibe más atención que el ganador y se convierte en un modelo de tenacidad. Derek sabía que no tenía forma de ganar. Entonces ¿para qué siguió?

 

Derek Raymond, en los pocos segundos que se quedó tirado en la pista, debió haber decidido que ganar significaba llegar a la meta, no importe lo que pase. Ya no podía ser el corredor más veloz. Lo principal era llegar a la línea final, no darse por vencido. Derek se transformó en un héroe. Con la ayuda de su padre y de su amor incondicional.

 

Cuando realmente queremos lograr un objetivo, si nos negamos a darnos por vencidos a pesar del dolor, con la ayuda de Dios, nuestro Padre, podremos llegar a la meta y todos los ángeles nos aplaudirán.

 





Comentar    Comentar
   Ver más artículos de Yehudit Channen
   Lee más acerca de Vida y Sociedad




Inicio de artículo    Inicio de artículo       Envía por E-mail    Envía por E-mail          Compartir       Para imprimir    Para imprimir


 Para anotarse en la lista de distribución Para anotarse en la lista de distribución
 
 
  
Si te gustaría recibir otros artículos relacionados o novedades de Breslev.co.il por E-mail, escribe por favor tu dirección de E-mail aquí:

   

 Artículos relacionados Artículos relacionados
 
 

 
Hollywood y nuestro futuro               Cómo Salvar una Vida en Dos Segundos               Con las Manos Vacías
 
 Hollywood y nuestro futuro  Cómo Salvar una Vida en Dos Segundos  Con las Manos Vacías


  1 Comentarios del visitante:    Ver todos los comentarios  
  1.
  Saludos
Amauri Jiménez12/07/2018 17:46:33
     
 

Agrega tus comentariosAgrega tus comentarios    Agrega tus comentarios    

 
 
  
En honor de:    En memoria de:
  
 
¿Te gusta lo que lees?
 
Ayuda a Breslev Israel a difundir la luz de Rabi Najman
y asóciate para lograr juntos un mundo mejor! un mundo mejor
 
Presiona aquí para apoyar a Breslev.co.il
  
 
 
 Productos del Día Productos del Día
 
 
 
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 
 
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
     
  •  
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 Los más comentados Los más comentados
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Los más leídos Los más leídos
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Facebook Facebook
 
 
 
 Listas de E-mail Listas de E-mail
 
 
 
Suscríbete Aquí   
 
   
 

 
 



  
 
 
open toolbar