14 Iyar 5779 / domingo, 19 de mayo de 2019 | Parashá Semanal: Bejukotáy
 
dot  Agregar a favoritos   dot  Hacer página de inicio  
 
   
    Crear una cuenta    |    Iniciar sesión
  
    Mi Cuenta     Historial de Pedidos     Ayuda
 
 
  Mi País:  
  Estados Unidos de América   
 
   Idioma:  
  Español   
 
   Mi Moneda:  
  Dólar EE.UU.   
 
   
Página de inicio Espiritualidad y Fe Pareja, Familia y Salud Recetas Parashá Semanal Vida y Sociedad Breslev Bnei Noaj
                
 
  Todas las categorías  
 
 
 
Vida y Sociedad  
 
InicioVida y SociedadEl Corazón de la Piedra - Entrevista
 
  Búsqueda avanzada
   Articles
 
   Búsqueda
 
            
 

El Corazón de la Piedra - Entrevista    

El Corazón de la Piedra - Entrevista



Los invitamos a conocer el mundo de las piedras, y sus increíbles poderes curativos!

 



Piedra. ¿Qué les recuerda esta palabra? En primer término, es el ejemplo clásico del objeto inanimado. Algo que no se mueve ni se expresa. Un objeto de tonalidad apagada, duro y a veces incluso peligroso.

 

Pero cuando la Dra Guila Gabrielov, gemóloga especialista, me dio la bienvenida a su clínica, comprendí que la piedra no es meramente un objeto inanimado. Para nada. En la casa de Guila, las piedras hablan, y te hacen hablar.

 

Las piedras no se mueven, pero hacen que algo dentro de ti se mueva. En su clínica van a encontrar muchas piedras de toda clase de tamaños, colores y formas, hasta tal punto que uno ya no sabe si tienen algo que ver con la clásica “piedra” gris. En la vitrina hay piedras de una increíble belleza: verdes, grandes, redondas… Una piedra negra grande sin pulir; rebanadas de piedras de colores maravillosos; una piedra que parece que se rompió en un montón de pedazos de vidrios amarillos que alguien pegó. Un momento – esta piedra me suena conocida - ¿de dónde? No recuerdo de dónde. Ella enseguida me aclara: “Esta piedra vas a verla en muchos negocios, al lado de la caja; es la piedra del éxito”.

 

 

Luego Guila saca una rama seca del armario de abajo, me la muestra y yo me doy cuenta de que cada corte en la rama es una piedra negra. Guila continúa mostrándome las maravillas de la naturaleza, abre una caja llena de piedras y yo le pregunto: “Qué hace allí un cubo de metal, como del juego de ‘tinenti’?”. “Esta es la piedra de la alegría”. Toda la clínica está llena de fotos de piedras y al lado de cada foto se indica para qué sirve. Debajo de cada imagen aparece la fórmula química de la piedra y su país de origen. Hay también otro cuadro más en la pared, pero en este caso no es la foto de una piedra, sino la Plegaria del Médico.

 

A la clínica de Guila llega muchísima gente que sufre de toda clase de problemas, y aquí cada uno abre el corazón y cuenta lo que le pasa. Y Guila, que es una mujer de gran corazón y que sabe escuchar, presta atención a cada detalle y trata de ayudarlos, por supuesto utilizando las piedras. Ella escucha cada historia de vida, cada confesión, pero trata de no quebrantarse ella misma de tantos problemas que escucha, porque sabe que tiene que seguir adelante ayudando a otra gente.

 

¿Qué es la gemología?, le pregunto a Guila.

 

Gemólogo es la persona que estudia las piedras preciosas. ¿Qué podemos hacer con las piedras? Podemos hacer muchas cosas – por ejemplo, la policía a veces acude al gemólogo para analizar los artículos robados y tasarlos. Yo, por ejemplo, voy a la comisaría cada dos meses para hacer ese trabajo. También los joyeros recurren al gemólogo para averiguar si les conviene o no invertir en cierta piedra preciosa.

 

Sin embargo, Guila no solamente trabaja haciendo tasaciones. Guila también cura a la gente usando piedras preciosas y diagnostica enfermedades físicas y emocionales, y además tiene excelentes extractos curativos que hacen maravillas curando a la gente!

  

Me siento transparente

 

“Prueba tú misma”, me dice la Doctora Guila invitándome a pasar a elegir piedras que tenía guardadas en cajitas pequeñas. “Ve cajita por cajita y toma la piedra que te atraiga, la que sientes que te está llamando, trata de hacerlo sin pensar”. Yo elijo cerca de ocho piedras. Guila las toma y las acomoda en determinado orden. “Eres una persona muy pensadora, muy lógica…. Y dime algo: ¿tienes algún problema en la garganta? “Sí, tengo llagas en las cuerdas vocales que ya todo el mundo me aconsejó qué es lo que tengo que hacer para librarme de ellas y todavía no me las saqué de encima… pero ¿y ella cómo se enteró? El diagnóstico continúa y yo cada vez me siento más transparente. Las piedras cuentan mi historia.

 

 

 

“El diagnóstico es un componente fundamental del tratamiento con piedras”, dice Guila. “A través de las piedras uno descubre sus problemas y se anima a hablar de ellos. El diagnóstico ayuda al diagnosticador a formular preguntas. En base al diagnóstico con el complemento de las preguntas, uno obtiene una imagen clara de lo que sucede con el paciente”.

 

 

O sea que en cierta forma eres como una especie de psicóloga?, pregunto yo.

 

“Cuando uno ve qué es lo que eligió, entonces le resulta fácil ser su propio psicólogo”, responde Guila, “Hace un tiempo di una clase  para mujeres y al final de la clase una de las mujeres levantó la mano y dijo: ‘Tengo un problema físico. Si me haces el diagnóstico, ¿lo vas a poder detectar?’. Le dije que probara. Eligió algunas piedras y todas las mujeres expectantes a ver qué sucedía. De inmediato cuando vi las piedras le dije: ‘¿Dónde tienes el inhalador?’.  Era obvio que todos sabían a qué me refería y por eso me permití decirlo en voz alta. Las piedras que había elegido eran exactamente las piedras que corresponden a enfermos de asma. Además de la piedra del asma, ella eligió piedras de los pulmones, del sistema otorrinolaringológico y también una piedra que equilibra las emociones y ayuda a mantener un estado de ánimo estable”.

 

Cómo le dices a una persona que es histérica, que sufre de depresión, después de que ves eso en el diagnóstico?

 

“Reparto las piedras según los centros energéticos del cuerpo y le muestro a la persona dónde fueron colocadas las piedras que se eligieron. Y así las dos juntas llegamos a la conclusión, por ejemplo, en el caso de una mujer que sufre terribles miedos, le dije: “¿Ves que todo se concentra aquí, en el corazón, fíjate bien, aquí hay dos hileras de piedras. Veo que elegiste muchas defensas en la zona de las emociones. Eso demuestra que esta zona está muy turbulenta, trabaja mucho, tienes muchos temores.

 

 

La piedra que termina con las peleas

 

 

Las piedras tienen el poder de resolver problemas cotidianos y muy simples, como por ejemplo las peleas entre hermanos.

 

En uno de los hospitales psiquiátricos de Israel Guila y sus piedras ocupan un puesto fijo, incluyendo las salas de enfermos más graves de depresión. Los enfermos depresivos se caracterizan por sentirse muy felices y se sienten los reyes del mundo y entonces se sumen en un profundo pozo depresivo. Lo único que les sirve en esos casos es el mineral litio. Este mineral tiene que estar equilibrado en el organismo y cuando eso no sucede, se manifiesta esta enfermedad – los enfermos reciben litio en forma de píldora. En mis investigaciones con las piedras encontré este mineral en una piedra llamada “turmalina sandía”, así llamada por su tonalidad: verde por fuera y roja por dentro. Llevé a cabo varios experimentos a fin de suministrarles a estos pacientes esta piedra en forma de remedio. La persona que se conecta con esta piedra toma de ella únicamente lo que su organismo y su alma necesitan. De más está decir que este remedio no tiene efectos secundarios. Los remedios convencionales tienen otro problema más, que es tratan un problema determinado y no tratan al paciente como un todo. Y esta es también la gran ventaja de las piedras: el paciente toma junto con la turmalina sandía otras piedras más – la piedra que hace que mejore su relación consigo mismo, que neutraliza los pensamientos negativos y demás. Estas piedras lo equilibran y entonces ya no tiene que volver a internarse una y otra vez.

 

Hay otra piedra muy bella de color verde y violeta que contiene flúor. En vez de hacerse buches en la boca con enjuague bucal, se coloca la piedra en un vaso con agua durante toda la noche y a la mañana se hacen gárgaras con esa agua. Luego se vuelven a repetir los buches a la noche.  El flúor es excelente para todo tipo de problemas bucales y dentales. Gente que no se podía quedar dormida si no usaba píldoras para irse a dormir, después de que empezaron a usar las piedras indicadas para dicho problema, se libraron de las píldoras. Esto en sí es un tremendo logro por el que Le doy gracias a Hashem. Es obvio que los remedios son necesarios, pero no para cada dolencia ni para cada enfermedad infantil. Es una lástima que la gente no use las piedras para enfermedades. Es algo maravilloso ver cómo los niños se relacionan con las piedras. Una vez vino a verme una mamá con su hijo, que de inmediato se apegó a las piedras que proporcionan confianza en uno mismo. En efecto, aquel niño tenía una tremenda necesidad de sentir confianza en sí mismo; él estaba seguro de que detrás de cada árbol se ocultaba un perro enorme. Tuve muchos casos de niños de más de tres años que volvieron a hacerse encima después de haber aprendido a ir al baño. Los padres pensaban que era por envidia al hermano menor. En una de aquellas ocasiones me sorprendí mucho al descubrir que en realidad el niño envidiaba a su hermano mayor, no al menor. Porque el hermano mayor lo trataba peor que lo que trataba al bebé, y eso le molestaba muchísimo. Hay madres que colocan la piedra quartz violeta en la habitación de los hijos, y entonces las peleas desaparecen como por arte de magia.

 

 

 

 ¿Por qué funcionan las piedras?

 

 

Alguna vez oíste hablar de los niños que rasparan la cal de las paredes? ¿Sabes por qué lo hacen?, pregunta Dr. Gabrielov. “Es porque les falta calcio? ¿Acaso son conscientes de esa carencia? No. ¿Ellos saben que en la pared hay calcio? No. ¿Entonces por qué sienten atracción por la pared? La energía los atrae. Así es como funcionan las piedras. En las piedras está contenida una energía y al que le falta una cierta energía, se siente atraído a la piedra que posee la misma fuerza. Y si uno tiene un exceso de energía, entonces se va a sentir atraído a la piedra que le equilibra las energías. El cerebro traduce las sensaciones que tenemos en colores, de modo uno elige piedras de color de acuerdo con lo que desea. Es importante que recordemos que las piedras no son objetos de magia. Las piedras son capaces de fortalecer en nosotros aquello que ya está presente. Hace falta fuerza de voluntad y motivación. Las piedras funcionan en base a una interacción de energías.

 

La riqueza y la pareja

 

Existe una piedra para encontrar pareja y existe una piedra para obtener riquezas. Sí. Se llama “ojo de gato”.

 

 

Y de veras sirve? Pregunto yo, con gran curiosidad

 

“Mira, nadie viene a contarme que se ganó la lotería. La gente por lo general no viene a contarme que les ayudó, pero sé que les ayudó porque me recomiendan a sus familiares y a sus amistades. Esta clínica está siempre repleta de gente sin necesidad de que le haga publicidad. Un paciente trae al otro. Acerca del ojo de gato justamente sí hay varios casos de los que me enteré que ayudó mucho. Un hombre, por ejemplo, me llamó y me dijo: “Hace un año compré en su clínica una piedra de ojo de gato. Siempre la llevaba en el bolsillo y ahora se me cayó y la perdí, así que quiero comprar otra. Me fijé en la agenda y le dije que volviera a la semana siguiente pero él me respondió: “No, quiero comprarla hoy”. Este hombre era de clase media y siguió en la clase media, pero desde que tuvo la piedra en el bolsillo, tuvo bendición en su dinero. Y desde que perdió la piedra no tenía dinero ni para volver a casa.

La piedra para encontrar pareja se la dimos a todo- el-la que la pidió y les pedimos que nos invitaran al casamiento. Pero de tantas invitaciones que recibimos, no dábamos abasto! Una vez fui a la joyería de una amiga mía. La hija de mi amiga tenía una amiga cuyo hermano hacía ya años que estaba esperando casarse y no tenía éxito. La hermana le compró la piedra de las parejas y después de solamente tres semanas, volví a encontrarla en la joyería…. eligiendo un anillo de compromiso para la futura cuñada!!

 

En la clínica de la Dra. Gabrielov transcurren muchísimas historias como estas. Las piedras atraen a ellas a la gente. Las piedras cuentan sus historias, les dan fuerza, las tranquilizan, les dan aliento y las curan. Y es que el Creador nos dio regalos maravillosos ocultos dentro de las piedras preciosas. Conviene descubrirlos!

 

Para más información, pueden contactarse con la Dra. Gabrielov en inglés o en hebreo en el siguiente mail: info@doctorgavrielov.co.il

O en el teléfono 972-3-532-0266

 

 





Comentar    Comentar
   Ver más artículos de Rivka Bar
   Lee más acerca de Vida y Sociedad




Inicio de artículo    Inicio de artículo       Envía por E-mail    Envía por E-mail          Compartir       Para imprimir    Para imprimir


 Para anotarse en la lista de distribución Para anotarse en la lista de distribución
 
 
  
Si te gustaría recibir otros artículos relacionados o novedades de Breslev.co.il por E-mail, escribe por favor tu dirección de E-mail aquí:

   

 Artículos relacionados Artículos relacionados
 
 

 
Un Mundo de Benevolencia               La Confesión de Aristóteles               Sonrisas vs. Miedos
 
 Un Mundo de Benevolencia  La Confesión de Aristóteles  Sonrisas vs. Miedos


  0 Comentarios del visitante:     

Agrega tus comentariosAgrega tus comentarios    Agrega tus comentarios    

 
 
  
En honor de:    En memoria de:
  
 
¿Te gusta lo que lees?
 
Ayuda a Breslev Israel a difundir la luz de Rabi Najman
y asóciate para lograr juntos un mundo mejor! un mundo mejor
 
Presiona aquí para apoyar a Breslev.co.il
  
 
 
 Productos del Día Productos del Día
 
 
 
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 
 
  •  
     
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 Los más comentados Los más comentados
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Los más leídos Los más leídos
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Facebook Facebook
 
 
 
 Listas de E-mail Listas de E-mail
 
 
 
Suscríbete Aquí   
 
   
 

 
 



  
 
 
open toolbar