18 Iyar 5779 / jueves, 23 de mayo de 2019 | Parashá Semanal: Bejukotáy
 
dot  Agregar a favoritos   dot  Hacer página de inicio  
 
   
    Crear una cuenta    |    Iniciar sesión
  
    Mi Cuenta     Historial de Pedidos     Ayuda
 
 
  Mi País:  
  Estados Unidos de América   
 
   Idioma:  
  Español   
 
   Mi Moneda:  
  Dólar EE.UU.   
 
   
Página de inicio Espiritualidad y Fe Pareja, Familia y Salud Recetas Parashá Semanal Vida y Sociedad Breslev Bnei Noaj
                
 
  Todas las categorías  
 
 
 
Vida y Sociedad  
 
InicioVida y SociedadLa oportunidad toca a la puerta
 
  Búsqueda avanzada
   Articles
 
   Búsqueda
 
            
 

La oportunidad toca a la puerta    

La oportunidad toca a la puerta



Hay muchas formas de ganar dinero hoy en día. Puedes conseguir un trabajo. Puedes empezar un negocio...

 



Hay muchas formas de ganar dinero hoy en día. Puedes conseguir un trabajo. Puedes empezar un negocio. Puedes trabajar con todas tus fuerzas y subir en el escalafón, aumentando tu sueldo, tus beneficios, etc. Puedes trabajar todo el día y dedicar tu tiempo libre a un negocio extra. Puedes comprar y vender acciones, arte, joyas, y hasta nombres de dominio y ganar muy bien.

 

No pasa un solo día en el que alguien no se vuelva millonario…

 

Baruj Hashem!

 

Esto nos da el más grande regalo de todos.

 

Conciencia espiritual.

 

He visto a las personas más inteligentes caer sobre sus rostros. He visto a las peores clases de personas llegar hasta la cima. He visto personas promedio transformarse en millonarios por un golpe de suerte mientras que otros tratan con todas sus fuerzas y les va bien… pero no en la proporción del esfuerzo que invierten.

 

Si se fijan en cómo opera el “mundo del trabajo”, van a encontrar mucha evidencia de que Hashes en quien decide quién tendrá éxito y cuándo.

 

Hay un denominador común en toda la gente que he descrito: que se esfuerzan para producir resultados. Y enfrentan una terrible tentación para etiquetar lo que reciben como resultado de sus actos.

 

La más grande oportunidad de amasar una seria fortuna en este mundo es entender que hay una forma de que el hombre coma pan:

 

¡Gracias a la compasión de Hashem!

 

Hay en el mundo hoy en día más riqeuza de la que jamás ha habido y más personas ricas de las que ha habido desde que comenzó la historia. Hay más trabajos de nivel en prácticamente cada ciudad del planeta y economías locales en expansión que le dan a todo el mundo, más allá de su nivel de educación, su olfato para los negocios o su clase social, la oportunidad de llegar a la cima.

 

Nunca ha sido más fácil descartar a Dios como un factor que tiene que ver con el éxito financiero.

 

¡Esta es nuestra oportunidad! Encontrar a Hashem más allá de las capas de oscuridad más densas. Y es también nuestro desafío.

 

Sin siquiera pensar en el tema, este mundo nos hace tragar el argumento de que para poder tener dinero, hay que producirlo. Junto con esta propaganda viene la otra cara del argumento: que si no estás haciendo dinero, es porque eres un incapaz. Nos meten en la cabeza el sutil mensaje de que eres mejor que todos los demás si logras generar más y que eres de nivel inferior si no lo logras.

 

La prueba en nuestra generación es entender que todo proviene de Hashem y que cada caso se basa en su específico grupo de circunstancias. Él nos concede el sustento. Él crea las oportunidades. Él decide quién va a lograr aprovechar cada oportunidad y quién tendrá éxito en términos de sabiduría y experiencia de vida. Él bendice a alguien con riquezas y a menudo bendice a alguien con falta de riquezas por el mismo motivo: como un catalizador para que se acerquen a Él.

 

 

Todo proviene de Dios. Nuestro rol consiste en hacer lo que podamos para mantenernos a nosotros mismos y a nuestras familias en un nivel razonable mientras internalizamos que todo proviene de Él. El trabajo nuevo proviene de Él. El hecho de que te despidan del trabajo anterior proviene de Él. El éxito en un negocio está decretado desde Arriba y lo mismo ocurre con la bancarrota.

 

El Jovot Halevavot (Los Deberes del Corazón) enseña que el más alto nivel de emuná es cuando no vemos diferencia entre lo bueno y lo malo. Ambos son meramente diferentes formas en las que Hsahem nos lleva a cumplir nuestra misión en la vida.

 

Nuestro desafío consiste en tomarlo todo con fe y sin preocupación. Con alegría y sin enojo. Así es como aprovechamos la oportunidad máxima de algo de enorme valor: hacer que este mundo sea como el mundo venidero a cada momento!





Comentar    Comentar
   Ver más artículos de Dovber Halevi
   Lee más acerca de Vida y Sociedad




Inicio de artículo    Inicio de artículo       Envía por E-mail    Envía por E-mail          Compartir       Para imprimir    Para imprimir


 Para anotarse en la lista de distribución Para anotarse en la lista de distribución
 
 
  
Si te gustaría recibir otros artículos relacionados o novedades de Breslev.co.il por E-mail, escribe por favor tu dirección de E-mail aquí:

   

 Artículos relacionados Artículos relacionados
 
 

 
Otra vez tarde               A ver esa sonrisa!               Carta de una madre a Hashem
 
 Otra vez tarde  A ver esa sonrisa!  Carta de una madre a Hashem


  0 Comentarios del visitante:     

Agrega tus comentariosAgrega tus comentarios    Agrega tus comentarios    

 
 
  
En honor de:    En memoria de:
  
 
¿Te gusta lo que lees?
 
Ayuda a Breslev Israel a difundir la luz de Rabi Najman
y asóciate para lograr juntos un mundo mejor! un mundo mejor
 
Presiona aquí para apoyar a Breslev.co.il
  
 
 
 Productos del Día Productos del Día
 
 
 
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 
 
  •  
  •  
     
  •  
  •  
  •  
  •  
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 Los más comentados Los más comentados
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Los más leídos Los más leídos
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Facebook Facebook
 
 
 
 Listas de E-mail Listas de E-mail
 
 
 
Suscríbete Aquí   
 
   
 

 
 



  
 
 
open toolbar