23 Kislev 5782 / sábado, 27 de noviembre de 2021 | Parashá Semanal: Vaieshev
 
dot  Agregar a favoritos   dot  Hacer página de inicio  
 
   
    Crear una cuenta    |    Iniciar sesión
  
    Mi Cuenta     Historial de Pedidos     Ayuda
 
 
  Mi País:  
  Estados Unidos de América   
 
   Idioma:  
  Español   
 
   Mi Moneda:  
  Dólar EE.UU.   
 
   
Página de inicio Espiritualidad y Fe Pareja, Familia y Salud Recetas Parashá Semanal Vida y Sociedad Breslev Bnei Noaj
                
 
  Todas las categorías  
 
 
 
Vida y Sociedad  
 
InicioVida y SociedadRazón para creer
 
  Búsqueda avanzada
   Articles
 
   Búsqueda
 
            
 

Razón para creer    

Razón para creer



La inesperada liberación de la cárcel de Rabí Shalom Rubashkin es un reciente ejemplo de Providencia Divina.

 



 

Aquellos que contemplan los eventos internacionales -el conflicto global, las agendas políticas, las leyes que se promulgan y las decisiones ejecutivas─ a un nivel superior de emuná logran ver la intervención directa de Hashem en el mundo, tanto a nivel personal como a nivel nacional. Todos nosotros somos jugadores clave en el drama que se está desarrollando. Somos testigos de la dirección Divina.

 

La inesperada liberación de la cárcel de Rabí Shalom Rubashkin es un reciente ejemplo de Providencia Divina. Después de un veredicto final de 27 años de prisión, o sea, dos años más incluso de lo que pedía el fiscal, Rabí Rubashkin estuvo en la cárcel durante ocho años, desde 2009 hasta su liberación de la cárcel el 20 de diciembre de 2017, el octavo día de Jánuca, cuando el Presidente de los EEUU, Donald Trump, le conmutó la sentencia.

 

El número ocho simboliza al Todopoderoso, ya que es el número que simboliza lo que está “por encima de la naturaleza”. El número 27 está kabalísticamente conectado con las cosas ocultas que finalmente se revelan y con el poder espiritual de la mujer. Esto se basa en los textos sagrados, ya que Sara vivió 127 años (Génesis 23:1) y Ester reinó en 127 provincias (Libro de Ester 1:1). Vemos entonces que existe una correlación no sólo con la Mano de Hashem sino con el rol de la mujer en el proceso de Redención.

 

Durante el tiempo que estuvo preso, Rabí Rubashkin fue un pilar de fortaleza. Su inquebrantable emuná  estaba firmemente arraigada en su pensamiento, su hablar y su acción. Y logró permanecer de buen estado de ánimo y alegre a pesar de su aflicción gracias a su fe y su estrecha conexión con Hashem. Y fue liberado en el octavo día de Jánuca que sabemos que es el último día posible después de Hoshana Raba para que se anule todo decreto negativo que haya sido emitido por la Corte Divina. Ciertamente, el hecho de que su liberación haya tenido lugar en ese día contiene un profundo significado espiritual.

 

Rabí Rubashkin comentó que las tres primeras letras del alfabeto hebreo -alef, bet, gimel- fueron las responsables de su optimismo en medio de todas las falsas noticias acerca del delito. Él explicó que la alef representa la emuná, que es parte del ADN espiritual del pueblo judío; la bet representa la bitajón (confianza en Hashem) y la gimel representa la Gueulá (Redención). En la cárcel, Rabí Rubashkin sentía confianza y confort al ponerse los tefilín y leer el libro Los Deberes del Corazón.

 

La conexión más milagrosa es el lazo que percibió entre la letra gimel y la Gueulá. No es coincidencia que, al igual que Yosef, su liberación haya sido rápida e inesperada. La salvación de Hashem puede llegar en un abrir y cerrar de ojos. Tampoco es coincidencia que haya sido liberado bajo fianza el gimel (3) de Shevat y que su liberación final haya sido el gimel de Tevet, testimonio de su “redención personal”.

 

Así como la gente se puso a bailar en la calle tras su liberación, ojalá todos nosotros podamos bailar en las calles de Jerusalem con la reconstrucción de nuestro Sagrado Templo y la total redención del pueblo judío y el mundo entero, cuando la luz oculta sea revelada. Y que hasta ese momento tengamos fuerza, fe y confianza para soportar los desafíos actuales en el ámbito de la salud, el sustento, la paz conyugal, la unión familiar y el cumplimiento de nuestros sueños y objetivos, la disolución de los hábitos poco sanos y la corrección de nuestro carácter, o cualquier sea el desafío que tengamos.

 

Y que esta historia pueda fortalecer nuestra determinación para soportar las pruebas de emuná que todos pasamos, sabiendo que todo es finalmente para bien. Cuando vivimos con emuná y somos conscientes del significado que hay tras la forma en que Hashem dirige los acontecimientos, nos damos todas las razones para creer.





Comentar    Comentar
   Ver más artículos de Lori Steiner
   Lee más acerca de Vida y Sociedad




Inicio de artículo    Inicio de artículo       Envía por E-mail    Envía por E-mail          Compartir       Para imprimir    Para imprimir


 Para anotarse en la lista de distribución Para anotarse en la lista de distribución
 
 
  
Si te gustaría recibir otros artículos relacionados o novedades de Breslev.co.il por E-mail, escribe por favor tu dirección de E-mail aquí:

   

 Artículos relacionados Artículos relacionados
 
 

 
El día que superé mi adicción               El consuelo tras la pérdida               Desde el pozo
 
 El día que superé mi adicción  El consuelo tras la pérdida  Desde el pozo


  1 Comentarios del visitante:    Ver todos los comentarios  
  1.
  Confianza, emuna y REDENCIÓN
NANCY06/11/2019 19:45:35
     
 

Agrega tus comentariosAgrega tus comentarios    Agrega tus comentarios    

 
 
  
En honor de:    En memoria de:
  
 
¿Te gusta lo que lees?
 
Ayuda a Breslev Israel a difundir la luz de Rabi Najman
y asóciate para lograr juntos un mundo mejor! un mundo mejor
 
Presiona aquí para apoyar a Breslev.co.il
  
 
 
 Productos del Día Productos del Día
 
 
 
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 
 
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
     
 
Back  1 2 3  Next
 
 
 Los más comentados Los más comentados
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Los más leídos Los más leídos
 
 
 
 
Up  1 2 3  Down
 
 
 Facebook Facebook
 
 
 
 Listas de E-mail Listas de E-mail
 
 
 
Suscríbete Aquí   
 
   
 

 
 



  
 
 
open toolbar